Personal

Síndrome de Alienación Parental

junio 23, 2007

Ciertamente me ha sido grato leer con las reservas que pueda tener respecto de mi credulidad del sistema de justicia, la noticia pública estos días, Le quitan la custodia de su hija a una mujer por inculcarle odio hacia su padre, basada en el Síndrome de Alienación Parental (SAP),  que identifico en 1985 el siquiatra norteamericano Richard Gardner coloca por mi primera vez la situación en un punto distinto a lo que estamos acostumbrados a ver, incluso por lo escaso de su tratamiento jurídico.

En una sociedad machista, donde los políticos con tan poca fortuna en un intento de corregir esta desviación social, han inventado leyes que en mi modesta opinión rallan la inconstitucionalidad, como pudiera ser la Ley de la Igualdad, los famosos repartos de cuotas de poder al 50%, donde se fuerza la representación, no por merito sino por sexos, y donde pese al machismo imperante, las soluciones jurídicas frentes a separaciones, divorcios y custodias, pasan por darle siempre la razón a la mujer, una extrema relajación en el incumplimiento de los regímenes de visita, los comportamientos de alineación personal, y otras muchas putadas, una sentencia así, es cuando menos esperanzadora, para los miles de padres, que sufren el odio y la venganza  de sus exparejas llevada a sus extremos en la figura de los hijos de ambos.

Madres doloridas por la separación, familiares maternos alineados con la apenada madre, juzgados inoperantes frente a la cuestión de los menores, justicia inexistente frente a los incumplimientos reiterados del régimen de visitas, conforman un paisaje en el que el hombre, es el gran ogro a abatir.

Ridícula percepción, de un sexo, que no es tan duro que es humano, y que pese a quien le pese, aun no habiendo tenido la enorme gracia de haber gestado en su interior durante nueve meses, el fruto del amor, es padre, siente y padece, la ausencia del amor de sus hijos.

Se que hay otro lado. Se que en este tipo de historias saltan unos y otros. Por favor no entremos a este trapo. Podíamos dejar comentarios respecto a ellos, pero siempre con el respeto que se merecen ambas posiciones, y sobre todo, con la firme posición de que hablemos de lo que hablemos, el problema son ellos: nuestros hijos.

You Might Also Like

3 Comments

  • Reply Divorcios octubre 2, 2007 at 10:50 pm

    yo me divorcie por lo que mi mujer le hizo a mis hijos, los combiertio en monstrios literalmente hablando me crren su enemigo que hago?

  • Reply maria julio 23, 2008 at 11:59 pm

    Pues yo animo a los q no conocen los q es el SAP (Sindrome de Alienacion Parental)q se metan en la red e investiguen, y les planteo, a ti y a ellos la siguiente situacion: que pasa cuando un niño/a ha sufrido malos tratos incluso abusos de su padre/madre al que obviamente rechazan, y los psicologos no le dan credibilidad y diagnostican un SAP donde no lo hay? Pues que ese niño/a queda desprotegido en manos de su agresor/a. Nada mas, nada menos… q triste. Y si, claro que equivocaciones asi pueden suceder y suceden, porque, lamentablemente, la formacion de los equipos psicosociales es todo menos meridianamente aceptable en la mayoria de los casos. La justicia defendiendo al agresor… q ironia…. tan vergonzosa.

  • Reply specka julio 25, 2008 at 10:20 am

    Ya.. y el agresor cual es? El hombre? Siempre? Acaso no es agresora quien ofende a su pareja, quien no respeta su espacio privado, quien busca la violencia, quien habla barbaridades de su padre a sus hijos?

    Si es triste, si. Es triste que muchas veces, los hijos se conviertan en el arma para defender lo que no tiene posibilidad, lo que no se supo amar, o para simplemente, joder.

    Ahora te dire… tengo una sentencia que ha tardado 21 meses, pese a que los rteminos llegados a mutuo acuerdo son los mismo que plantee en su dia. Llevo dos semanas escribiendo sin respuesta, quien es el maltratador? Quien le roba a mi hija su derecho a verme, a hablar conmigo, a quererme?

    Ahora bien como no pague la cuota de mercadeo impuesta, entonces, entonces la justicia defendera a a la agresora.

  • Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.