Paintball, Personal

Big Game, big agujetas, Urban Assualt Big Game Almazan

marzo 5, 2007

Difícil de pronunciar, y después de tanta bilis, no me queda mucha expresividad en los dedos. Pero es una realidad lo que dice.

Ayer volví de mi primera vez. Interesante, distinta, cargada de emociones. No podría describir todas las sensaciones que tuve durante el Big Game de PaintBall de Almazán (Soria).

La verdad es que fue como mi primera vez. Me mostre torpe, indeciso, nervioso y acelerado. Eso si, trate de llevarme lo mejor, y me lo lleve. Que leches. 12 moratones ilustran mi atrevimiento y la intensidad de este primer polvazo, que me lleva a la necesidad de repetir.

Me gusto por muchas cosas. Primero por el ambiente que vivimos en la noche del viernes en el campamento base, con la gente del «Tri partit», (Barcelona) «La gente de Minchu», (Cantabria), donde le dimos un repaso al frikismo ilustrado, dando vueltas por las tierras de Aragorn, para terminar en Las Crónicas de Dragón Lance. Algún que otro problema respiratorio, que afecto a algunos, porque yo en mi linea, ya que cuando duermo, duermo. Ni me entero.

Testosterona, progesterona, repartida entre hombres y mujeres, armadas con nuestras marcadoras, (sus niños para unas, sus niñas para otros) en un combate de población cargado de intensidad con mas de 150 participantes, y de alguna que otra cuesta, que los organizadores no tuvieron en cuenta, pero que sirvieron para que hoy mis cuadriceps digan «Niñoooooooo, para ya». Un buen dia encuadrado en los «Bucaneros».

Tiempo hubo para algún descanso off-records, en el que pude oír un «Abuelo, descanse usted un poco que se nos va…»

Una buena cena, unas cuantas películas para relajar el cuerpo que se lleno de adrenalina, que obvio el teléfono móvil, el portátil, y que existía el hosting. Una luna llena que nos mostró su belleza en ese eclipse tan hermoso, que algún trastornado no llego a ver finalizar por jugar a los toros con unos coches tuneados.

Al día siguiente, un poco de bosque, otro tipo de acción diferente, algo tarde, pero intenso, previo a nuestra marcha de vuelta Madrid. Una vez más encantado de la historia, que creo que hizo olvidar, que tengo una hija a la que aun no veo, de algún que otro problema que siempre hay alguien que me recuerda, y porque no decirlo, hasta de la empresa.

Eso si. Esta semana las pilas las llevo cargadas y desde luego que en breve andaré por alguna pista entrenando un poco, y sentir ese otro mundo, el de los «pisteros».

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply manly marzo 9, 2007 at 7:50 am

    Veo que has cambiado de imagen. Has vestido tu blog de color azul, del color en el que se visten los niños buenos. Así me gusta. Sin embargo, la columna donde nos tienes a los demás se te ha caído hasta el fondo. ¿Será que somos muy pesados?

  • Reply specka marzo 9, 2007 at 8:05 am

    No es un cambio de imgane deseado.

    Es una actualizacion del wordpress por aquello de un problema de sgeuridad, que ha dejado imcompatible mi tema, y que ademas, no tengo tiempo pues estoy en un congreso y no tengo tiempo.

    El finde lo arreglo.

    Saludos.

  • Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.