Leyes

Negocios sostenibles al margen de la legalidad

agosto 19, 2018
ZORITA DE LOS CANES

Cuando llegue a Pastran, me encontré un hermoso rio Tajo, y poco a poco fui descubriendo que este rio estaba secuestrado por alguna que otra empresa que debe tener mano a nivel local.

Espacios cercanos a mi, como era el Salto de Bolarque, tenían un negocio, que bajo la falacia de la sostenibilidad y de que ofrecen algunos servicios, que te calzan 6 euros por persona, para disfrutar de un espacio público.

Este año, la misma empresa, creo yo, que tenía ya el negociete del alquiler de los kayaks, en connivencia con las autoridades locales, ha dado un salto y se ha apropiado de la zona ribereña de Zorita de los Canes, vallando el perímetro, y denominándolo, “Parque Fluvial de Zorita de Canes”

Vaya por delante, que el método es sibilino como siempre, y que sirve para que amante y detractores, tengan carnaza para la discusión en redes sociales. Pusieron un poco de césped, y adecuaron un poco, un espacio que ya de perse, era público, y que se había arreglado con fondos públicos, para tener la excusa de “hemos invertido”, “es un negocio sostenible” y un sin fin de mamarrachadas varias.

La triste realidad, es que el espacio que este sitio ocupa es un espacio público, ya que se trata de un espacio de servidumbre del río Tajo, de conformidad al Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, que regula la Ley de Aguas. A saber: 5 metros de la orilla del rio, son terrenos de servidumbre. También podemos acudir al Real Decreto 849/1986 por el que se aprueba el Reglamento de Dominio Público Hidráulico.

Desconozco la legislación que pudiera existir, adicional de la Comunidad de Castilla-La Mancha, respecto al río Tajo, pero que lejos de ser permisiva al respecto, por ser contrario a derecho, debería ser más restrictiva, por si de espacio protegido se tratará.

En fin, este fin de semana me acerque, y ciertamente, la gente paga por un trozo de césped mal puesto, en un espacio que debería ser público, y que con total seguridad, se asienta sobre un terreno que es su día fue acondicionado con el dinero de todos los españoles y/o europeos.

Y todo ello, bajo el paraguas de lo que algunos venden como “negocio sostenible” cuando en realidad es simplemente un negocio, que no aporta nada a la sostenibilidad, ni a las arcas, excepto la de los propietarios. Y si aportaran algo, esto quedaría deslucido por la apropiación indebida de las riberas de nuestros ríos.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.