Hipocresia, Leyes, Personal

Sin palabras…

agosto 10, 2006

Hoy es un penoso dia. No siento ni los dedos al escribir estas lineas, en los momentos más difíciles de mi vida. 18 meses diciendome que estaba condenado por el Código Penal de 1973 que permite la redenciones ordinarias y extraordinarias. Autos de los Juzgados 1 y 4 de Vigilancia Penitenciaria de Madrid, en los que se me confirmaban las redneciones tanto ordinarias como extraordinarias. Procedimientos propios y calculos de liquidación de condena aplicados a dicho código.

Hoy, supuesto día de liberación, descubro que mi abogado, que decía ser Penalista, y que a lo largo de todo este tiempo me ha demostrado su total ineptitud y desconocimiento del derecho penal, no se dio cuenta de este pequeño detalle ni tan siquiera para recurrir por la aplicación de un código penal más restrictivo que el de aplicación según la fecha del delito, y que es parte de las disposiciones adicionales del nuevo Código. A partir de ahí, un cambalache, en el que con dolor, me han estado engañado durante meses, para hoy decirme, mediante dos autos, que se anulan todos los anteriores, y que no me ponen en libertad, ya que todas las redenciones quedan anuladas, ordinarias y extraordinarias.

Hoy, siento, percibo la angustia en mi interior que abrasa mi pensamiento, anula mi capacidad de pensamiento, y destruye la ilusión de una familia, de mi mujer, de mis hijos, de mis seres queridos que día a día han soportado esta injusta afrenta de más de 10 años de antigüedad, en la que se conjugan todas las mierdas posibles que una administración patibularia, una justicia torticera, llena de sentencias plagadas de agravios comparativos hacia el pueblo llano, y rica en prebendas y favores para ricos y poderosos.

Hoy, siento la angustia de una nueva condena, así, de golpe, de repente. Que vil engaño darte uno y otro papel, y decirte «Te vas mañana», y tras sentir la miel en los labios tras dieciocho meses de angustias y pensamientos en esa fecha, en esas condiciones, te digan de un plumazo, sin vergüenza, sin pudor, sin sensibilidad: «No te vas hoy, te vas dentro de 10 meses, DIEZ», Así están las cosas.

Hoy, me siento mal, muy mal. Las lagrimas me impiden ver, tan siquiera las teclas de mi ordenador. No puedo pensar, no siento, no percibo. ¿Que castigo estoy pagando por mi vida pasada? No lo se. Como dice mi firma yo solo se que no se nada.

Cuantas malas ideas vuelven mi, cuanta ira se acumula en mi interior, volviendo a mi el recuerdo de mis días pasados. Nada importa que mi toxicomanía este curada, nada importa que halla rehecho mi vida. Nada importa, hoy ni importo mañana, para esta caterva de hijos de puta, que viven de la miseria humana, del dolor ajeno, que les gusta de ser sádicos aplicadores de la más vil de la herramientas de aplicación de dolor psíquico, una especie de tortura mental.

Pero no podréis conmigo. Mañana pondré todas mis fuerzas en recurrir en reforma, aun sabiendo que no es posible la resolución favorable, ya que la culpa de este engendro la tiene un abogado incompetente, pero al menos dejar constancia, de la tortura psíquica a la que me han sometido, y acto seguido solicitar la libertad condicional nuevamente conforme a la nueva liquidación de condena, ya que la anterior petición no estaba en plazo. Pagaré en breve las costas y la responsabilidad civil, dejando solo a efectos de valoración, mi sistuación actual, personal, familiar, social, y pentitenciaria, y espero que mis abogados puedan vencer la resistencia tan férrea, que desde el principio de este procedimiento jurídico, determino que existía una mano negra, un especial interés en aplicar un castigo, injusto, un trato inhumano, dejando por los suelos, el verdadero espiritu e nuestra constitucion:

Artículo 25

  1. Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social y no podrán consistir en trabajos forzados. El condenado a pena de prisión que estuviere cumpliendo la misma gozará de los derechos fundamentales de este Capítulo, a excepción de los que se vean expresamente limitados por el contenido del fallo condenatorio, el sentido de la pena y la ley penitenciaria. En todo caso, tendrá derecho a un trabajo remunerado y a los beneficios correspondientes de la Seguridad Social, así como al acceso a la cultura y al desarrollo integral de su personalidad.

De nada sirven multitud de sentencias de Tribunal Constitucional al respecto de la aplicación de condenas respecto de delitos cometidos hace mucho tiempo, ni de la necesidad de valoración de la reinserción del individuo en la aplicacion de las sentencias. De nada sirven sino eres alguien, de nada sirve.

Hoy, es un mal día. En unas horas tendré que decirle a mi hija, que tengo que seguir marchando a trabajar por las noches a ese sitio tan feo, porque no me han dejado terminar el contrato. A mis otros hijos, darles el disgusto de comunicarles que sigo siendo un ciudadano capado, no reinsertado según ellos. A mi familia, ya no se ni que decirles.

A mis amigos, que me soporten un poco más en lo nervios que suele uno pasar cuando estas cosas ocurren.

Y a la divina providencia, que por favor, aparezca de una vez, que creo que ya hace tiempo pague bien caras todas mis culpas.

Un saludo a todos.

You Might Also Like

4 Comments

  • Reply AlejandroL agosto 11, 2006 at 12:59 pm

    Joder,
    No tengo palabras….
    Yo no sería capaz de retener mi ira y meter la pata.

    Se fuerte, ánimo.

  • Reply carmen febrero 25, 2007 at 4:22 am

    estoy de acuredo contigo a mi me ha pasado algo parecido además era mi amiga de infancia(abogada civil)por la guarda y custodia de mi hija,mentiras,no presentada pruebas,y encima venganza poorque verbalmente me dijo un precio y como vi las oscuras sombras de sus actuaciones la venganza de sumar mucho mas del precio pactado 2330e,y ahora despues de todo tengo derecho a justicia gratuita Abogados todos o casi todos unos chupa sangres ademas de jugar con la ignorancia de los mas deseperados.

  • Reply sebastiam agosto 11, 2008 at 2:29 am

    es una manera tan trizte , leer cada palabra expresada de cada preso ,,, al saber k sus motivos, son varios hacia ellos pero bueno son deseos de dignidad, de cada uno de las personas k saben hacer esas nociones……son triztes no hay k negarlo..pero son con
    sentido solo puedo decir..k estan en lo correcto pero alaves alo imcorrecto….

  • Reply specka agosto 11, 2008 at 9:28 pm

    Uff. me gustaria saber que quieres decir…. Tu elnaguaje escrito es dificl por decirlo e alguna manera

  • Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.