Hipocresia, Personal

Cierre de San Carlos Borromeo parroquia de Entrevias

abril 2, 2007

La Teoría de la Liberación molesta al Cardenal Rouco?

El pasado martes el obispo auxiliar de Madrid, Fidel Herraez, llamo a capítulo a los tres curas de San Carlos Borromeo, Javier Baeza, Pepe Díaz y Enrique de Castro. En la reunión presentes el vicario de Vallecas y el delegado de Cáritas.

La acusación “realizar una liturgia y una catequesis que no son eclesialmente homologables”.

No soy creyente, pero si algo puedo decir es la dedicación de dicha parroquia, la entrega de Enrique de Castro a los marginados, a los presos, a la gente que padece la lacra de la droga, ha sido y es digna de elogio, y es de las pocas personas con las que he compartido una liturgia, tratando de buscar cierto contenido a mis inquietudes religiosas, que nunca han podido ser satisfechas, quizás por culpa de una educación de sotana y golpes en el San José de Calasanz. Quizás el boato de los generales de la Iglesia, la digna gestión empresarial de Caritas Diocesana, sean más importante que la verdadera labor social de otros muchos, que viven el día a día de los problemas de la marginación y la exclusión social.

Desde el Pozo del Tío Raimundo y Entrevias, en esta parroquia han surgido movimientos sociales dispares, ha servido de lugar de acogimiento a miles de personas en las situaciones más desesperadas, un verdadero ejemplo del verdadero concepto cristiano, tan olvidado por las jerarquías eclesiásticas.

No es desconocida, las malas relaciones de Monseñor Rouco Valera con Enrique de Castro, y quizás nadie sepa las verdaderas motivaciones que llevan a esta decisión, que por cierto, esta siendo criticada por saltarse de pleno, el Derecho canónico respecto del cierre de una parroquia, algo que desconozco, pero que imagino que llevará parejo, una serie de acciones y procedimientos, que nada tienen que ver con las decisiones unilaterales de un obispo en su diócesis.

Desde mi humilde blog, y en recuerdo a los momentos de paz que tuve gracias a Enrique de Castro en prisión, mi protesta y mi apoyo, a los parroquianos de San Carlos Borromeo.

Adhesiones a la parroquia San Carlos Borromeo, de Madrid
San Carlos Boromeo, Parroquia de Entrevías

You Might Also Like

21 Comments

  • Reply Ainhoa abril 3, 2007 at 11:00 am

    Bien, Marco Antonio, mi comentario no responde a este post en particular-aunque puedo decirte que yo tampoco soy creyente y que también he conocido a un cura obrero, de los de barrio, un tío genial que ha desempeñado una labor muy parecida a este del que hablas-.
    LLegué a tu blog el sábado, de una manera totalmente casual, ahora mismo no recuerdo el término exacto que metí en el google para dar con él. El caso es que tu forma de escribir, con los sentimientos tan a flor de piel que casi pude llegar a experimentarlos yo también en ciertos momentos, me llamó tanto la atención que fuí buceando hacia atrás, a través del tiempo, mes tras mes… Y bueno… es un viaje trepidante, vaya. Solo quería animarte un poco. Decirte que lamento sinceramente tus circunstancias. Aprecio mucho la franqueza y la valentía, y veo que de las dos te sobran.
    He metido tu blog en mis favoritos, te seguiré la pista, espero que todavía queden muchos más post y que te traigan buenas noticias, que se vayan resolviendo todos esos problemas… Ya se que cuando se está jodido, casi llega a tocar las pelotas que intenten animarte y que te hablen de esperanza llega a dar hasta risa, la depresión esa que te mantiene hundido también se pasea por aquí cerca de mi. Pero tienes razón, habrá que darle la patada para que se largue y nos deje tranquilos, es muy mala compañía.
    No te enrollo más, Marco antonio, si te digo la verdad es la primera vez que cuelgo un comentario en un blog, hace muy poco que tengo la línea. ¡Ánimo y un abrazo!

    Ainhoa

  • Reply Miguel de Parla abril 5, 2007 at 12:28 am

    Yo era pequeño y me costaba creer en aquello que no veía, por eso le pregunte a un cura rojo de mi barrio en Parla, que como podía ver a Dios, él me contestó, que a Dios, se le veía en las personas. Tuve que llegar a mi adolescencia para ver a Dios por primera vez, y fue en otro cura rojo en el que lo vi, en mi admirado y querido Enrique de Castro y así en cada una de las personas que fui conociendo, de las que me fui nutriendo, entre las que fui creciendo. La incombustible Sara Nieto, todas las madres, de las que forme parte por algún tiempo. La gente que ayudo a dar forma a la persona que soy hoy.

    La iglesia a lo largo de los años mermo toda mi fe, hasta convertirme en el ateo que soy hoy. Pero puedo decir que mientras fui católico, escuche misa en muchas iglesias, pero solo viví, sintiéndome protagonista, el evangelio en una, en San Carlos Borromeo de Entrevias. Es la única iglesia, por la que aun siento respeto, la única que yo conozco en que la fe no son palabras sino hechos. En ella todos somos iguales, se difuminan las clases sociales y culturales. La palabra solidaridad toma todo su sentido en San Carlos Borromeo.

    Por la labor social que he realizado, son muchas las ocasiones en las que he tenido que recurrir a Caritas para pedir ayuda, ni una sola vez obtuve nada de ellos, demasiados requisito, demasiados compromisos exigíos, para quien no tiene nada. Eso no ocurre ni ocurrirá en las distintas labores sociales que se realizan en San Carlos Borromeo. Caritas diocesana es una institución más. En ningún caso pueden sustituir, la por otra parte insustituible labor de San Carlos Borromeo. Con el dolor y las lagrimas que me produce esta nefasta noticia os expreso mi mas sincero apoyo y mas asqueada repulsa ante la pamplinera decisión del obispado.

    Salud y acierto compañeros.

    Miguel Ángel Cuerva Alcántara

  • Reply victoria burnett abril 5, 2007 at 10:45 am

    Hola. Leí tus comentarios sobre San Carlos Borromeo. Soy periodista extranjera y me gustaria comunicar directamente contigo por correo. Mi correo es vsburnett@yahoo.com. Gracias

  • Reply Isidoro abril 5, 2007 at 11:34 am

    La Iglesia Vaticana castiga a la Iglesia de los pobres y premia a la Iglesia Financiera de Córdoba (Cajasur), que han convertido los templos en templos de mercaderes y usureros. ESTÁN CONTRA DIOS.

  • Reply Adela abril 5, 2007 at 1:13 pm

    El Vaticano castiga la Iglesia de los pobres, y premia a los curas banqueros de Córdoba, que han convertido la Iglesia en un Templo de mercaderes usureros, con su caja de ahorros Cajasur.
    Están claramente contra Dios.

  • Reply noseyo abril 8, 2007 at 9:34 pm

    Seguro que los curas de entrevias son buenos tipos. Seguro. Pero andan despistados. Y tienen mala memoria.

    No entiendo esta polémica, puesto que el asunto está muy claro. Si no les gusta la Iglesia Católica, ¿que hacen en ella?. ¿Por que no se lo montan por su cuenta?. Si lo suyo es el humanismo tintado de un cristianismo particular, ¿Por que no montan una ONG con carisma, como tantos otros?.

    Si no les gustan los obispos, ya desde hace tiempo, ¿por que juraron obediencia al suyo?, ¿Por que siguen siendo curas?, pueden irse cuando lo deseen.

    No comparto muchos de los credos e ideologías existentes, pero no por ello okupo sus locales, abuso de su confianza y finjo ser como ellos para sacar un provecho, aunque sea ajeno.

    He visto demasiadas ONG y gente de todo tipo que presumían de ser justamente lo contrario que eran, engañando a muchos.

    Si hacen tanto bien como dicen, no tendrán ningún problema en montarselo por su cuenta, en conseguir subvenciones donaciones e incluso un local. Me da la sensación que no es el caso, que no podrían ni mantenerse a si mismos sin la manutención de la Iglesia Católica. Además la Iglesia no suele echar a ningun cura, incluso por motivos que en el mundo real serían suficientes para retirar el saludo a alguien. Estos curas tienen lo que se han buscado. Que pena.

  • Reply specka abril 9, 2007 at 7:07 am

    El que anda despistado o quizas es partidista eres tu.

    1.- Quien dice que no les guste la Iglesia Católica? Algun pro-Caritas? Algun miebro del ala más conservadora de una Iglesia que sigue resistiendose al cambio?
    2.- ONG con carismoa? Quedaría mejor una ONG con gastos de empresa, con publicidad de empresa, y con facturaciones millonarias, que lo que tiene carisma en estos días. Mucha ONG con sueldo de hsta 90.000 € año a sus directores generales, pero eso si, muy procivles a obtener las garndes partidas del dinero del estado.
    3.- Si tu consideras, creo que lo que ha muchos les gustaria es que exitiera un cristianismo tintado de humanismo, y no un cristianismo tintado de opulencia, tan alejado de las formas y comportamientos de Cristo (segun los evangelios que nos obligaron a creer y de los que no veo hagan precisamente acto de ejemplo)
    4.- HAce tiempo que la obediencia debida esta mas halla de la realidad de la necesidad del ser humano de poder discrepar de sus mandos o jefes. Eso es cosa de otras epocas creo yo. Por otro lado, alguien olvida los procedimientos legales que la Iglesia tiene elementos de forma para hacer lo que el Obispado ha hecho, y mucho me temo que el Derecho Canonico se lo han pasado por el forro.
    5.- Ocupar? Para ocupar algo debeia estar en condiciones. Si tu hubieras conocido la parroquia hace muchisimos años verías que ocuparon una finca devencijada, olvidada, y que la gran mayoría de los fondos alli utilizados, fondos humanos y economicos, que hicieron posible que un lugar abandonado se convirtiera en referencia de una barrio, de mucha gente, no hablarías con tanta soltura.

    Asi que me da que o una de dos, o eres un especilista en flamas, un acolito de Caritas, o simplemente no tienes mucha idea de lo que hablas, amen de cierto regustillo de camisa azul.

    No te preocupes, que ni los echaran de la Iglesia, ni los pondran en el paredon por rojos, ni montaran una ONG al uso de las bonitas hipocresias sociales que tanto guastana apijos y fachitas de domingo evangelizador.

    Un saludo y que te vaya bonito majete.

  • Reply José Carlos abril 9, 2007 at 7:25 pm

    De acuerdo con tu planteamiento, te enlazo.
    Saludos.

  • Reply Ganando clientes « El Blog de José Carlos abril 9, 2007 at 7:30 pm

    […] y su titular, no puedo menos que adherirme a todo movimiento de solidaridad que surja para defender y apoyar la misma, a la vez que apoyaré el cese definitivo de las subvenciones otrogadas por el Estado a dicha […]

  • Reply noseyo abril 9, 2007 at 8:53 pm

    Bonito me va, gracias:

    Por otra parte ya me lo imaginaba, es lo mismo de siempre. Dudaba incluso que mi opinión durara colgada un solo día.

    Mi sola opinión vale para que me insulten. Como no pienso lo mismo que tu Specka, te escuece en lo profundo, y ya soy partidista de no sé qué con un regustillo a algo feo. Así mis argumentos parecen que no tienen valor alguno. Enteraté, que no pertenezco a nada de lo que apuntas ni puedas imaginar.

    Sin embargo la realidad es muy tozuda. Esos curas me dan mucha pena. Se creen que el «apoyo» obtenido es por su labor, por su manera de ver la religión, de su éxito entre los marginados. No. Esas muestras de «solidaridad» son en realidad muestras de odio común, hacia Rouco y sus colegas, en cuanto este follón pase se quedarán sólos, con los cuatro gatos que antes iban a sus misas.

    Por otra parte, también deben dar mucha pena a Rouco. Afortunadamente estamos en un país donde uno no puede hacer lo que le dé la gana con lo que no es suyo, y si lo hace, hay modo de evitarlo, se suele llamar a la policia. Estos curas siguén allí por que Rouco no ha querido echarles todavía. ¿Resistencia?, esto no es Cuba ni China.

    Pero, ¿sabes lo que no trago?,a la gente que quiere vivir del cuento. Y como yo, todos los españoles que salimos de noche de casa y volvemos de noche. Los tiempos en que alguién recurriría al truco de disfrazar una causa como progresista y anti-sistema para ocultar su cruda absurdez han pasado. De repente, estos curas tildan a su jefe de querer machacarles por ser rojos. Hay que echarle jeta. Uno de los motivos era dar de comulgar con rosquillas, que no tiene nada que ver con ser rojo. De hecho los rojos de pro no van a misa, y les trae al fresco con lo que se comulgue.

    Estos señores han vivido a costa ajena haciendo lo que les ha venido en gana, despreciando todo aquello que no estaba dentro de su cuadrícula social hasta el punto de morder la mano de quien les da de comer y jactarse de ello. Hay mucha gente que hace mucho bien a esta sociedad con su trabajo, y no por ello tratan de imponer su voluntad siempre. Y menos insultar a sus jefes.

    Me dan pena, por que tienen todas las papeletas de acabar muy, muy solos.

  • Reply specka abril 9, 2007 at 9:22 pm

    Insultarte?

    Opinion?

    Aqui la tienes, no esta fuera de linea.

    En fin, si tu crees que no tienes partidismo alguno.

    Y por favor, soy agnostico, lo cual no quita, que le de valor al que lo tiene, que respete a quien en su profesión es voz, ejemplo.

    Los rojos no van a misa suena más a aun a españolismo pensante, donde las etiquetas como las que te puse yo a ti, surgen de nuestra voz, por puro convencionalismo.

    De todas formas para hablar de San carlos Borromeo, uno tiene que haber estado en la otra orilla. Y conocer las partes, la Diocesana y la Humanista como tu dices. No hay color, me quedo con el humanismo de Baeza, de Castro y de muchos otros. De Rouco, me quedo con su pomposidad recalcitrante y las anisas de poder.

    En cuanto a quedarse solos, nadie recordará a Rouco, ni al arzobispo en sus tumbas, y sin embargo miles de voces y pensamientos tendran por destino a los otros, los solos.

  • Reply specka abril 9, 2007 at 9:24 pm

    Por cierto, mucho me temo que eres un flamer profesional.

  • Reply Montse abril 10, 2007 at 11:25 am

    Qué pena que la gente que entiende lo que es de verdad la iglesia, que no es ni mucho menos la jerarquía católica, sean «invitadas» a abandonarla…

    Iglesia somos todos los que creemos en la realidad de un Jesús resucitado, liberador, de un jesús que precisamente luchó contra las instituciones oficiales y estuvo con los marginados, con los perseguidos, con los proscritos…

    Esa es la iglesia de los creyentes. No la defensora a ultranza de una «moral», no en los sepulcros blanqueados que predican como Cristo y viven como Dios…

    Si alguien debería abandonarla, sería en todo caso los que han prostituido el significado del evangelio…

    En esa iglesia no cree ni dios.

  • Reply noseyo abril 12, 2007 at 9:04 pm

    La verdad Specka, es que al final sucumbiste. Escribiste un mensaje donde no me insultabas a mi, te conformabas con Rouco, pero al final tenías que decir algo, algún calificativo con el que expresar que mi persona no es válida para expresar su opinión libremente, por que está adulterada con el veneno del pensamiento diferente. Así que me llamaste flamer, bueno, podía ser peor.

    En realidad, tengo que agradecer que aqui al menos dejen mi opinión colgada, por que en ATRIO, tan exigentes ellos a la hora de exigir una pluraridad radical y la aceptación de toda clase de actuación y tendencias en la Iglesia, no publican mis mensajes. Bueno ahora se que sus mentes abiertas, se cierran con pesados grilletes cuando yo y otros muchos, queremos opinar. Buen truco, asi no se nota demasiado la fragilidad de sus argumentos.

    Cambiando un poco de tercio, la verdad es que hay algo en todo este lio que no cuadra. Me gustaríía que alguien de la jerarquía me explicase como es que toman esta medida ahora si estos señores llevan haciendo lo que quieren durante más de 20 años. Personalmente he tenido que sufrir mucho por culpa de los curas que no aceptan a la iglesia y su doctrina. Me han hecho mucho daño. Recuerdo que mis hermanos iban a catequesis en una parroquia «diferente». Acabaron todos hartos. Bueno más que hartos, querían confirmarse y tenían que estar varios años asistiendo todas las semanas a una catequesis aguantando las chorradas de la «nueva espiritualidad».Al final abandonaron. Yo creo que reventaron el día que tuvieron que jugar con un muñeco de una jirafa y un elefante y decir que les sugería aquello. En aquella época me escaqueé de la catequesis, pero las misas de aquel cura ya me daban verguenza ajena. Canciones ridículas, homilías espantosas, como si fueramos crios o peleles, prefiero no acordarme. Lo peor es que no había otra iglesia cerca. Ni qué decir que, ahora, mis hermanos se parten de risa con estos tres ejemplares. Eso es el cristianismo que predica que la Iglesia ya no vale.

    Mi fe se fue al garete por supuesto. La recobré gracias a Dios, y a los consejos de gente de la Iglesia «recalcitrante».

    Me aconsejaron esforzarme mucho por alcanzar a Dios y su reino. Y de verdad que lo intento.

    Me ayudo un montón estar con las monjas de Calcuta (también de la Iglesia recalcitrante) y currar hasta la extenuación en condiciones que solo de pensarlas dan respeto. En esas monjas puedes ver a Dios, ya lo creo.

    En fin ya no tengo muchos más tiempo, hasta luego a todos:)

  • Reply specka abril 13, 2007 at 9:27 am

    Que tiene que ver el chorizo con la velocidad?

    Me da la sensacion que par habalr de esto deberia sconocer la liturgia de esta gente, las «insabbles diferencias» que por cierto algunas de ellas era hace 20 impensables en una parroquia recalcitrante, y hoy dia son de lo smás normal (apertura de los jerifaltes a una sociedad que se les escapa y no marca ni siquiera la casilla correspondiente en la declaración de la renta), y nada de esas cosas que nos cuentan.

    Ya ves, a mi sin embargo el amor por dios me lo quitaron a base de hostias y mamporros en los ultimos días de la dictadura:

    Asi que ya ves, experiencias ditintas, sensaciones distintas. Y entro esa desvición intencionada de que su liturgia no se ajusta a lo que manda la Santa Madre Igleisa. Tiene cojones, el que despues de que se les imitará (por cierto lo de repartir pan, y vino, lo he visto en mas de una homilia y no de esta gente), ahora les de esa vena pragmatica en Roma o Madrid.

    Ya veras como si tienes «tiempo» para contestar…

  • Reply Miguel de Parla abril 24, 2007 at 8:13 pm

    Monseñor Antonio Mª Rouco Varela.

    Arzobispado de Madrid.

    monsherraez@planalfa.es

    Madrid, a 24 de mayo de 2007

    Mi nombre es Miguel Ángel Cuerva Alcántara, pertenezco desde 1.989 a la Comunidad San Carlos Borromeo, del barrio de entrevías en Madrid.

    Por esa fecha ya estaba descreído de la institución eclesiástica, mi propia experiencia en otros comunidades católicas y las continuadas incongruencias entre los evangelios y lo que públicamente dicen y hacen los máximos representantes de este organismo, hicieron que me fuera de la Iglesia para poder seguir viviendo mi fe con coherencia. Fue entonces cuando conocí la comunidad de San Carlos Borromeo, cuya labor, sencillez, humildad, ejemplo, acogida e igualdad, me hizo volver al seno de la Iglesia.

    De la persona que hoy soy, le debo mucho a esta comunidad, no sé si pretendían enseñarme algo, pues nadie me dio lecciones explicitas, pero sus vidas eran enseñanzas constantes.

    Así pues, Monseñor, una vez más, las altas jerarquías eclesiásticas, de la que es usted uno de los representantes, en su línea vuelven a dar un varapalo, que solo ustedes desde sus cómodos y ostentosos lugares de trabajo, absolutamente alejados del pueblo, de las personas, deben comprender; pero desde luego ello no responde en absoluto al bien de los católicos, ni de las comunidades, cuanto menos de los evangelios.

    Sabe Monseñor, a fuerza de buscar una explicación, creo que la he encontrado y es que nuestra comunidad, les pone en continua evidencia e igual que en la inquisición se le negaban los libros al pueblo, para que no tuvieran sabiduría y así, que este monopolio que ustedes manejan desde entonces, no se les fuera de las manos, cuando las gentes adquiriesen la cultura necesaria como para desenmascararles. Y claro, del mismo modo, ahora en la actualidad no pueden permitir que gentes insignificantes para ustedes puedan desde una humilde parroquia, seguir el ejemplo de Jesús y que con trabajo tan fiel al Evangelio y tan lejos de la Iglesia, de la Iglesia que ustedes construyen o destruyen, sea tan cuestionable todo lo que hacen, y más aún todo lo que no hacen.

    Usted apela al voto de obediencia de los tres sacerdotes, la comunidad apelamos a su conciencia, no a la actual con jerifalte de la Iglesia, sino a la que se le supone en algún momento, cuando sintió la llamada de Dios y que en nada se debe parecer a la de ahora.

    Monseñor, como el jefe de una gran empresa, usted ejecuta órdenes desde su despacho y espera sean cumplidas sin rechistar, de forma absolutamente dictatorial. No se digna en un acto de valentía a venir a dialogar con esta comunidad a consultar con nosotros, a tenernos en cuenta. Pero claro somos la parte más insignificante de su Iglesia, la más machacada, la no rentable, la que jamás podrá proporcionarle bienes materiales como esas otras por las que usted si de deja ver.

    No es nuestra liturgia lo que le molesta, es nuestra fe, nuestra manera de vivirla, porque somos lo que usted no es, porque hacemos lo que usted no hace. Se pone su disfraz de Obispo y se siente alguien, siente el poder y lo ejecuta. Nosotros vamos desnudos de mente y espíritu, lo que se ve es lo que hay, por eso no tenemos miedo, porque no tenemos de que escondernos.

    En nuestra comunidad hay quien creé en Dios, y los que ya solo creemos en las personas, unos y otros, unas y otras, a pesar de todo, le acogeríamos bien en nuestra casa de San Carlos Borromeo, esa que es tan humilde que quizá no esté a su altura, pero si a la altura de los evangelios. Esta casa es su casa y en ella le esperamos sin seguir su ejemplo, es decir, con respeto, con dialogo, con escucha, pero con opinión.

    Este es un escrito libre, del cual el firmante es el único responsable de su contenido, porque a pesar de que los sacerdotes de San Carlos Borromeo, nos están pidiendo, prudencia y calma, nosotros no tenemos voto de obediencia y tampoco hace falta pues ellos piden y no ordenan.

    Debería usted aceptar esta invitación y venir, tiene mucho que aprender de esta comunidad.

    Por último solo decirle, que no me crea tan ingenuo, que sé que esto para alguien como usted, es solo papel mojado, que a estas alturas no hay quien toque su conciencia y desde su estatus uno debe estar ya acostumbrado a estar por encima de todo y de todos y todas. Pero como la nobleza de la Iglesia solo acostumbran a rodearse de aduladores, al menos que de cuando en cuando le llegue una humilde pero sincera opinión. Y auque no le importe en absoluto, de que llegue a sus manos, ya me encargo yo.

    Por último solo decirle, que yo, no me voy ha olvidar de su nombre y que es posible que a usted comience a sonarle el mío.

    Miguel Ángel Cuerva Alcántara

  • Reply maría abril 29, 2007 at 11:33 am

    Hola Marco Antonio, antes que nada me presento, mi nombre es María, soy cantante profesional, me dedico a esto desde siempre y terminé mi carrera oficial el año pasado.
    Ayer, después de la función de cada día en el Teatre Lliure de Barcelona me hablaron de lo ocurrido en San Carlos Borroneo, no podía creer que ocurriera algo así, para empezar que la gran esfera de Rouco Varela bajara a los infiernos para quejarse de un dolor de agujetas.
    Siempre he pensado que el artista desde su privilegiada situación de comunicador tiene el deber de posicionarse y mediar por unas voces acalladas por las circunstancias y por las mismas personas. Así que mientras llevaba el coche hacia casa me di cuenta que voy a estar un tiempo en Madrid por trabajo y me gustaría ponerme en contacto con alguno de los tres reyes magos:Javier Baeza, Pepe Díaz Y Enrique de Castro si no con los tres y ofrecer mi colaboración.
    No soy creyente, no creo en la institución de la iglesia como hasta ahora había conocido en vida pero sí creo en las personas y en su voluntad.
    Quisiera Marco Antonio que, si puedes te pusieras en contacto conmigo para poder colaborar en esta labor e intentar con un par de narices evitar que se corten las manos una vez más.
    te envío un saludo y espero notícias.
    Gracias,
    María H.M.

  • Reply maría abril 29, 2007 at 11:35 am

    Marco Antonio y para el que quiera este es mi correo: mariahinomon7@hotmail.com

  • Reply specka abril 29, 2007 at 4:55 pm

    Hola.

    Por definicion soy agnostico.

    Por mi recuerods, tengo ese bello recuerdo de Enrique y sus homilias en la carcel, no tan distintas de otras, mas pijas y señoriales donde se cante, baila, tratando de modenirzarse, a veces de forma muy hipocrita, dada la necesidad de padece la Igleisa de nuevas incoporaciones su claustro que no sean procedentes del Tercer Mundo.

    Despues lo conczco como elemento que estuvo en el que fue mi barrio de acogida, Entrevias, porque vivia en un piso de acogida de otra organizació.

    Asi pues, desde este blog simplemente he querido dejar constancia al margen de clientelismo religioso, de lo que conozco. El poco amor que he sentido de parte de la Iglesia Catolica Apostolica Romanica, es Enrique como sacerdote, y Angeles Perez como sierva de Dios, en sus creencias y su amor por los desafavorecidos.

    Si puedo ayudar en algo, te lo dire en privado, pues muchas veces, las obligaciones profesionales y personales, nos alejan de lo que queremos hacer, aunque esto tambien sea señal, de cierto grado de comodidad burguesa, que ciertamente a veces uno quisiera dejar de lado.

    Un abrazo.

  • Reply maría mayo 5, 2007 at 12:10 am

    Specka, me contestaste a mi?
    me puse en contacto con Javier, ofrecí mi ayuda y quedó en avisarme para lo que fuera. Espero que se pueda hacer algo. Voy a estar una semana trabajando en Aranjuez y me gustaría pasarme por St Carlos Borromeo, quizás coincidamos por allí.
    Saludos!!!

    María

  • Reply Miguel de Parla mayo 15, 2007 at 8:59 pm

    Monseñor Antonio Mª Rouco Varela.

    Cardenal – Arzobispo de Madrid.

    C/ San Justo nº 2 28071 de Madrid.

    Parla (Madrid), a 14 de mayo de 2007

    El pasado 24 de abril, le envié un correo electrónico a: monsherraez@planalfa.es, así mismo le remití una carta de la que se acusó recibo el 4 de mayo de 2007 e igualmente en esta fecha el mismo escrito fue admitido por el registro de la Vicaría General, con número de entrada 345. Los tres con idéntico contenido y referidos al cierre de la Parroquia San Carlos Borromeo del madrileño barrio de Entrevías.

    Con motivo de alguno de estos tres comunicados o quizá por los tres, la semana pasada recibí correspondencia de su parte y como único contenido había un breve comunicado de presa, que se emitió desde la Oficina de Información del Arzobispado de Madrid con fecha 2 de abril de 2007 y publicado en Internet según consta (http://www.archimadrid.es/noticiasynovedades/comunicado03042007.htm).

    Con franqueza le diré que quede sorprendido, pues no esperaba recibir ningún tipo de respuesta de su parte. Ahora bien, habría deseado que esa respuesta hubiese sido un poco más personal, en el sentido de contestar a todo el contenido de mi oficio, pues en comparación de cuanto le expreso en el mismo, su respuesta se me antoja bastante ramplona. Cabría esperar de alguien de su posición una defensa de sus acciones, así como de las acciones de la institución a la que representa.

    Aun así y sin desistir de que ello se produzca, me limitaré a comentarle mi opinión respecto del mencionado comunicado de prensa, no si antes poner en su conocimiento, que cuando escribí lo enviado, ya tenía noción del mismo:

    En primer lugar, desconozco el contenido del artículo que publicó el diario El Mundo, por lo que no puedo valorar su exactitud.

    En segundo lugar, respecto a la decisión tomada por el Arzobispado de Madrid en el año 1.985, con respecto a las labores de la Parroquia, que creo que efectivamente fue así, y en relación con la actual decisión, que según dicen se hace con el parecer del Consejo Presbiteral y con la presunción de que el cierre de la Parroquia y la cesión a Caritas será mejor servicio social, le cuestionaré lo siguiente:

     No sé que pegas puede ponerle usted al servicio que actualmente se esta prestando en San Carlos Borromeo.

     Ni porqué piensa que Caritas puede mejorarlo.
     Tampoco entiendo que no se nos tenga en cuenta como comunidad. Y puesto que dice querer hacer lo mejor para la misma, por qué no le interesa que es lo que nosotros y nosotras queremos. Por qué no nos respeta, por qué somos invisibles para usted, por qué esa indiferencia para con nosotros y nosotras.
     ¿Por qué ha de decidir por nosotros y nosotras donde queremos estar, donde queremos desarrollar nuestra labor social o donde queremos ser ayudados o donde queremos celebrar la eucaristía?.
     ¿Bajo qué criterio se toma ese tipo de decisión?.
     Desde que ha tomado la misma, ¿no tiene constancia sobrada de que no solo la gente que conformamos la comunidad, sino todas las personas, comunidades y grupos que la conocen y se solidarizan y que incluso transciende nuestras fronteras, quieren que San Carlos Borromeo permanezca tal cual?.
     ¿Es que la Iglesia no está al servicio del pueblo?.
     ¿Es que su puesto le da derecho a desoír todas las peticiones que por distintos medios y ámbitos, se le están haciendo en contra del cierre de San Carlos Borromeo?.

    La humildad y la rectificación, son valores cristianos. Monseñor, de ejemplo, reconozca humildemente su error y de marcha atrás en su equivocada decisión.

    Una vez más le solicito que venga a San Carlos Borromeo, a conocernos, a escucharnos, a mezclarse con nosotros y nosotras, a recibir información de primera mano. Concíliese con esta comunidad, donde hasta alguien como, usted que no muestra tenernos la más mínima consideración, será bien recibido.

    Ojala esta vez su respuesta sea la vuelta a la cordura y ceje en su empeño, o al menos se digne a visitarnos y por lo menos que esta vez se implique en sus respuestas contestando a mis cuestiones.

    Fdo.: Miguel Ángel Cuerva Alcántara

  • Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.