A las duras y las maduras

Hoy he recibido una noticia de esas que me dejan doblado. Mas doblado que las cientos de horas que estoy echando. Hoy he visto como en cierta manera, la mierda ha cubierto a quien no queria que cubriera. En cierta manera, alguien ha ganado y yo he perdido, y esa otra persona tambien.

Me doy cuenta de que ahora mas que nunca a los cuarenta y un años que cumpliré el domingo en mi soledad, he aprendido una dura lección.

En las parejas, en los negocios, en los trabajos, en la amistad, muchas veces vivimos un estado de cosas, que no son reales. Cuando todo va bien, todo es buen rollito. Tu eres mi amigo, tu eres el hombre o la mujer de mi vida, yo lo doy todo por la empresa, etc etc.

Pero la verdad, es que eso es una puñetera mierda. Solo aquellos a los que conozco que hallan vivido la miseria humana, la necesidad extrema, el compañerismo necesario de ciertas unidades del ejercito, o situaciones que requieran el trabajo real en equipo, son capaces de plantear las cosas en terminos desinteresados, reales. (no confundamos algunos que querran devolverme la pelota sobre cosas relativas a las separaciones, que entonces la mierda es otra). Donde una da, donde una recibe, donde uno esta dispuesto a ayudar al otro pese a lo que otros digan.

No se, la verdad es que me he quedado mal, muy mal, al saber que cierta persona se ha rendido, y que en breve dejará de acompañarme en la empresa. Me jode porque es el triunfo de alguien que no trabajo en su puta vida, y ahora pretende hacerlo, despues de haber jodio las ilusiones de muchos, arruinado a otros mas. EL triunfo de los necios.

No te rindas, por favor. Nada ser alo mismo sin ti. No permitas que la necedad, la falta de coraje de unos y de aopyo de otros, te aleje de mi.

Un beso, mi reina.

2 thoughts on “A las duras y las maduras

  1. nax

    No sé qué decir…No quiero entender más

    Después de leer lo que has estado escribiendo aqui, se me hace agua el corazón.
    Me cago con los dominios, los servers y en las hóstias en vinagre.
    Sin conocerte personalmente, me duele que te hayan arrebatado el proyecto de tu vida.
    Y que nosotros (internautas más ó menos anónimos) lo sepamos.

    Si te dejas llevar por el orgullo demasiado lejos, puede que nunca encuentres el camino de regreso.
    nax.

  2. trivoc

    Pues yo no sé quien es «mi reina», pero en estos momentos me jode tanto como a ti que abandone el proyecto. Tengo 5 o 6 nombres de LMI que a toda costa desearía que siguieran en Fenixer porque me han ayudado y porque les he conocido nla calidad humana y técnica.

    Espero que esta persona se lo piense no nos deje definitivamente. No obstante aquí seguiremos los clientes de Fenixer que creo que también somos importantes en esta nueva andadura.

    Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.