Personal

Hola José Emilio…

mayo 22, 2006

Carta abierta a Jose Emilio Rodríguez Menéndez:

Pero que bueno que viniste… Tú por aquí por el patio, caminando con la escoria de la que te mofaste, de la que te aprovechaste. Tu que te reías abiertamente de la “in-Justicia”, amenazante con tus secretos que oprimían a policías, jueces, y políticos corruptos, tu que te creías la última coca-cola del desierto, tu el follaor de teatrillo, tú.

Oh… que lastima no poder abrazarte y darte mi tonto consuelo, pasear contigo por las mañanas frescas de Topas. Pero bueno, que quieres que te diga, si ya te lo he dicho todo. Te lo dije a la cara cuando me amenazaste a mí y a los míos. Te lo dije en mi blog ya hace mucho tiempo, y si pudiera te lo volvería a decir ahora.

No creo en los milagros, pero voy a tener que empezar a planteármelo. En serio José Emilio, nunca pensé que un baboso como tu ingresara en prisión pese a tener una condena firme, otra a la espera de que la hagan más firme todavía. Siempre pensé que tus contactos, tus amigos de la camarilla, (ya sabes cual, que como ahora están el poder no vaya a ser que vengan y me jodan…), y tus maletines llenos de las fotos y grabaciones de la miseria de los más corruptos e este país, permitieran que un tío tan listo como tu ingresará en prisión. Pero ya ves, hasta lo gilipollas como tú se les acaba el chollo.

No veo la Tele, y menos ciertos programas, pero el otro día mi familia, me trajo un DVD con los “especiales” que te dedican.

¿Sabes? Lo vimos mi mujer y yo. Si mi mujer, a la que le robaste el ordenador Macintosh G4, con el que tuve que maquetar la mierda de tu revista durante 6 meses para luego ni obrar un duro, sentir que el estado de derecho se reía en mi cara. Mi mujer a la que mirabas con cara de babosa, y la que diste una palabra que nunca cumpliste. Pero, ¿Cuándo has cumplido tú la palabra dada? Nunca.

La vi en compañía de algún amigo de aquellos que conocí trabajando para ti, y que también fueron estafados por ti, con ayuda de tus testaferros, Catherine Bayle, tu escolta el mega agente supersecreto del CSID, y ese alcohólico que era el “apoderado”., y que todos juntos y en connivencia con una Inspección de la Seguridad Social, plagada de denuncias, permitió que mas de 45 trabajadores, además de no cobrar, ni siquiera cotizáramos, pese a que encima teníais el morro de presentar los TC1 y TC2. Jamás pude imaginar que pudiera moverse tanta mierda alrededor de un personaje. Jamás pensé que la gente común, podíamos estar tan desprotegidos frente a mafias como la que orquestabas.

Si hasta recuerdo a tu notario. ¿Recuerdas? Si el día que me regalaste un 5% de la empresa que gestionaba la revista Dígame. Estábamos, De la Rosa (otro que tal baila, o mejor que te bailaba muy bien), Antonio Da, su socio el lavandero que lavaba más blanco que Colón, Caty, tu superagente secreto. Y fíjate que fue la primera vez, que vi hacer un acto de compraventa de acciones, faltándole a uno de los firmantes el DNI, y sin que fuera conocido de tu notario, allí mismo se firmaron los papeles. Total como le dijiste al notario.. “No pasa nada… luego pasan y te dejan el DNI…

Que cosas. Yo que alguna vez he ido a una notaria, y joder, ni el DNI caducado dos días me ha valido.

Es bonito ver como la mierda te llega al cuello, y espera que esto esta por empezar. Poco a poco, cuando la gente pierda el miedo a tus secretos, a tu credibilidad, si es que te queda algo, se te cerraran más puertas, y más. Te aparecerán todavía aun más.

Solo te pido, que aguantes un poco. Se que Topas te van bien por que le llaman la pequeña Rumania. Pero tranqui. Con un poco de suerte, te llevan a otro sitio, donde puedas pasear con tus amigos los Miami, algún que otro persa, u otros muchos amigos que están deseando pasear contigo. Cuídate mi niño. Ten cuidado con el jabón, no vaya a ser que te resbales. No me gustaría. Prefiero verte los próximos años, ahí… en el candelero. Consumiéndote la vejez, dilapidando en prebendas y favores, tu dilatada fortuna obtenida mediante, la extorsión, la estafa, la esclavitud de tus trabajadores.

Estoy seguro que el colectivo de los abogados, habrá aplaudido tu detención, y que siempre fuiste la vergüenza de una profesión ya de por si muy cuestionada por la sociedad. Con tu detención, les libras de la vergüenza de un compañero, de dudosa credibilidad académica, de falsaria honradez y mermada calidad humana.

En serio, es triste sentir lo que siento, ya que con lo que he pasado en mi vida, solo he sentido esto una vez. Y no me gusta. Pero ya que el odio acampa en mi interior, supongo que dedicarte estas letras es lo menos que puedo hacer para liberar la angustia que el recuerdo de tu herida produce en mi interior.

Ahora, con el tiempo, se que se me ira curando.

Va por ti, baboso.

NOTA: Esta canción te la dedico. Cuanfo era un crio, y estuve por estos lares, su lirica me dijo muchas cosas, me enseño ciertas cosas que no supe ver. Es de los Waterboys.
En fin, te la dejo que la leas, si es que sabes leer.

The whole of the Moon

I pictured a rainbow
You held in your hands
I had flashes
But you saw then plan
I wondered out in the world for years
While you just stayed in your room
I saw the crescent
You saw the whole of the moon!
The whole of the moon!

You were there at the turnstiles
With the wind at your heels
You stretched for the stars
And you know how it feels
To reach too high
Too far
Too soon
You saw the whole of the moon!

I was grounded
While you filled the skies
I was dumbfounded by truths
You cut through lies
I saw the rain-dirty valley
You saw brigadoon
I saw the crescent
You saw the whole of the moon!

I spoke about wings
You just flew
I wondered, I guessed, and I tried
You just knew
I sighed
But you swooned
I saw the crescent
You saw the whole of the moon!
The whole of the moon!

With a torch in your pocket
And the wind at your heels
You climbed on the ladder
And you know how it feels
To reach too high
Too far
Too soon
You saw the whole of the moon!
The whole of the moon!

Unicorns and cannonballs,
Palaces and piers,
Trumpets, towers, and tenemets,
Wide oceans full of tears,
Flag, rags, ferry boats,
Scimitars and scarves,
Every precious dream and vision
Underneath the stars

You climbed on the ladder
With the wind in your sails
You came like a comet
Blazing your trail
Too high
Too far
Too soon
You saw the whole of the moon!

You Might Also Like

3 Comments

  • Reply Ex-trabajador mayo 26, 2006 at 3:27 pm

    Ese lo que es es un hijo de puta. Me tuvo currando y como tu, al final, ni cotizado (pero si dado de alta) en la Seguridad Social, ni cobre, y encima tuve que aguantarele a él y todos los pallasos y pallasas que andaban comiendole elculo.

    Ahora los veo hablando mal del pollo, y luego estaban en todas sus fiestas. Vaya jetas.

  • Reply Francisco mayo 26, 2006 at 7:02 pm

    No me parece apropiado para nada que estas sabandijas, que ni siquiera firman sus ecritos, despellejen a un personaje que hasta hace días, inclinaban sus cabezas a su paso y nunca hasta ahora tuvieron bemoles de acariciar a contrapelo. Queda patente el odio que albergan en contra de todo, y no hago distinciones entre ellos y aquellos a los que aluden (Antonio david, Dioni Mila y otros descerebrados tuercebotas por el estilo) y si fuera cierto que han sido tratados así, para eso existen los tribunales de justicia. Yo he pasado en prisión tres años y por ello pienso que conviene ser caritativos con los que están allí, y no enturbiar más sus mentes. No conozco personalmente a R. Menendez, pero sí le he visto pasar a mi lado varias veces a visitar a otros presos, y puedo asegurar que todos los que supe que estabn atendidos por él, fueron defendidos correctamente. Lamentablemente, no puedo decir lo mismo de mi abogado. Mal asunto el vuestro: No se puede vivir con tanto odio!!

  • Reply specka mayo 29, 2006 at 7:30 pm

    Bueno.

    Yo no soy un tuercebotas. Yo si he visto a todos estos que ahora se rasgan las vestiduras, vivir cerca de el, y consentirle.en cuanto a la caridad. La tengo con mi compañero de celda, con el que su vida se torcio por un no me mires y no lo toues, por intentar salir adelante. Nunca la tendre por el violador, ya sea el que viola fisicamente, sino por el que viola la intimidad de las personas, el que viola su seguridad y amenaza a los suyos. No por un tipo que a destrozado cientos de familias, no por el que uso la ignominia, los vicios de otros, los secretos, para hacer de la parctica del derecho un insulto a la in-Justicia.

    En cuanto a mi odio, a mi me da pena sentirlo pues creo que he pasado esta y otra vez demasiado tiempo en prisión, una vez por derecho, esta ultima por la cara, y pese a que mas de un desgraciado me ha jodido la vida o lo ha intentado, en el caso de este individuo he sentido yo y mi familia, el miedo de la amenaza, el odio de la indefensión, y no hablo ya de la justicia, que le permitió robarme un ordenador con la declaración de un individuo que pese a estar declarando que yo recupere el ordenador y estar sentada a mi lado no fue capaz de reconocerme. Pero eso y las malas mañas de este desgraciado, hicieron que la instructor «creyera» en la palabra de semejante testigo.

    Con estas y con un par de amenazas del Emilio, y con las cosas que el he visto hacer personalmente a trabajadoras, a vendedores de fotos comprometidas, a clientes, ya sean estos de su despacho profesional, o de otro tipo, puedo volver a afirmarme, que mi odio, es algo que se enquisto hace tiempo, y que cada día que pase refugiado en la enfermería, cada día que sienta el miedo que otros sentimos con sus amenazas, me sentire mas feliz. Y esto lo digo también por mi mujer, quien disfruta aun más bien las imágenes, oyendo a todos los tuercebotas hablar mal de él, y a ese mundo mal llamado rosa, que ahora se le tira al cuello.

    Sembró miserias, y recogerá tempestades.

    En fin, siento lastima de mi mismo, por mis malos sentimientos, por tener esa brizna de carbón en mi corazón, pero que cojones, es lo que hay.ODIO.

  • Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.