LMI, Personal

Siete novias para Marco Antonio

marzo 23, 2007

Siete máquinas fueron las que instale por primera vez cuando decidí, que ya no aguantaba mas los problemas de conectividad con USA tanto con EV1, como TailorMadeServers.

Aquellas primeras siete que instale para LMI en el Centro de Datos de Banesto, acojonado, por el gran paso que daba, con frío en los huesos.

Muchas maquinas más se instalaron allí, hasta alcanzar las 65 que alla deje desde mi despedida de esa empresa.

Hoy, siete, 7 han sido otra vez, las que he instalado en el CPD de Telvent, en la sala de un buen amigo, Javier de Neodigit con el que comparto profesión, conocimientos, y buen rollo profesional, competencia sana.

Esta siete novias, forman parte del programa de I+D sobre el cual vamos a comenzar los test de una serie de cuestiones que trataremos de incorporar en breve cuando por fin, nos entregan la Sala que tanto se esta retrasando en el CPD de GlobalSwitch.

Las llamo novias, porque son, y esto es triste, maquinitas que se meten en mi corazón. Si de algo estoy contento es que me gusta mi trabajo, que adoro incluso lo problemas que estas maquinitas y alguna que otra intervención humana me proporcionan.

Es quizás lo único de felicidad que me queda, a parte de los hijos a los que puedo ver. El resto, son malos rollos, malas formas, malas situaciones, en las que bailo con las mas feas.

Allí, tirado en el suelo, montando las maquinas, instalando su software, me siento vivo, aislado de mis problemas personales. Solo yo y ellas, mis maquinas.

Además, cuando las veo, cuando las siento, se me olvidan los post de algún que otro amargado cubierto de envidia que no hacen más que repetir “El proyecto de Fenixer morirá en breve…”  “Es todo humo…”

Luego llego, y aunque sigo teniendo ese carácter tan agrio, que no termina de corregírseme, y creo que no lo hará hasta que solvente ciertas dificultades personales, veo el equipo que se ha formado a mi alrededor, y me siento feliz.

Gente competente, animada, sana, ilusionada en un proyecto en el que están imbricadas muchas más personas, otras empresas.

Con todo ello, cojo fuerzas para aparcar la amargura que me acongoja, y soñar con el proyecto, mi proyecto, su proyecto, nuestro proyecto.

Quiero más novias, muchas más.

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Xose marzo 26, 2007 at 9:55 am

    Hola,
    te escribo para comentarte que estamos lanzando un proyecto dirigido a periodistas -este lugar de comentarios no es el mejor sitio para comentar esto, pero no he encontrado forma de contacto.

    El proyecto se llama ekoos.org y su objetivo es poner en contacto a periodistas que trabajan en medios, con fuentes de información que no suelen aparecen en los medios. Ahora estamos registrando a fuentes de información, y nos gustaría contar contigo. En realidad, se trata de que puedas recibir en tu correo consultas de periodistas y decidas o no responder a sus consultas.

    El formulario para registrarse es: http://www.ekoos.org/es/sources/add/ (en el área exclusión social, encontrarás el tema «cárcel»).

    Espero que te interese el proyecto.
    Un saludo,
    Xosé

  • Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.