Leyes, Personal

Carta abierta a la inJusticia

enero 3, 2005

Aprovecho este espacio, único donde puedo expresar libremente mi rabia, mi desesperación y mi dolor, frente a un acto que yo y mis cercanos consideramos un atropello, una injusticia.

Sin entrar en el fondo de la cuestión, aprovecharé mis escasos conocimientos de Derecho, que por gusto adquirí en mis inútiles intentos de terminar esta carrera en la edad madura.

El pasado día 23 de diciembre, el Ilustrísimo Magistrado de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Madrid, en un acto mas cercano y propio de un ser terrible, me notifico mediante un telegrama mi ingreso en prisión para cumplir una condena de 2 años, sin antecedentes penales computables.

Porque es una in-Justicia?

  1. De la acusación que versa esta condena, a mi defensa no se le dejo practicar ni presentar ninguna prueba pericial, de las múltiples existentes por imperativo legal, y por tanto, en ese acto de negación, se me privo del derecho una defensa adecuada. Solo el testimonio de una persona, la comparecencia de otra que fue mi ex-pareja y sobrina de la primera, y una carta manuscrita sin referencia alguna al acto juzgable, y la postre, manuscrita por mi pero firmada por otra mano distinta de la mía, según la policía judicial, fueron los medios de prueba utilizados por la sala para determinar mi culpabilidad. En el mas puro estilo de la justicia de Torquemada o la Santa Inquisición, donde solo mediando la denuncia de otros, sin pruebas periciales pese a la existencia de las mismas, y el cinismo de solicitar la propia Sala la cancelación de mis antecedentes, para no dejar pie a la posibilidad de un recurso por esta cuestión, fui condenado a dos años de prisión.
  2. Ahora bien, ya desde la comunicación de la sentencia en el mes de febrero, el magistrado dejo clara su posición y la de la Sala: la culpabilidad provenía de la posibilidad que todo magistrado tiene de valor subjetivamente las pruebas presentadas durante el acto del juicio oral. Gracioso pues, que uno no tenga derecho a presentar aquellas pruebas que pudieran ayudarle a su proclamada inocencia, y quizás, dejar en muy mala posición a unos testigos, que quizás estuvieran en un tris de cometer perjurio. Claro esta, que ellos, personas «decentes» sin antecedentes penales, no tenían que pasar por ese trago, y que aprovechando quizás mejor mi facultad de subjetivamente volver a castigar a un ex-delincuente que probablemente lo sea de por vida, en un mecanismo tan propio de algunos magistrados para los cuales, nuestro ordenamiento jurídico, no es mas que un mero instrumento con el cual llevar a cabo su personal cruzada contra la delincuencia sin valor siquiera los propios derechos de aquel al que juzga.
  3. No contento con esto, tras presentar un primer recurso, que por arte de estupidez también fue rechazado, denegándose el derecho a una segunda instancia, el magistrado se enfrasco mas en la pretensión de que yo, no quería pagar mi culpa. Parece ser, que mi derecho a presentar recurso en las instancias que la ley me permita, y la no aceptación de la sentencia en tanto esta no fuera firme, acrecentaba en él, la idea de que yo era una mala persona.
  4. Nada le ha importado a la sala, la reiterada jurisprudencia en lo referente al cumplimiento de condenas de duración inferior a los dos años sin antecedentes penales, en situación de recurso, ya sea ante el Constitucional, o la propia petición de un indulto. En contra, su providencia en contestación a la petición de suspensión de la condena, donde dejo mas claramente su empecinamiento por hacerme cumplir la condena, casi en un texto mas propio de alguien que parezca tener alguna cuestión personal que judicial. Se presentaron los documentos relativos a la empresa de la cual soy socio, o hasta el día 31 lo era, y de las personas que de ella dependían, de los vínculos familiares, de mi hija de 3 años de edad. [Por recomendación de mi abogado, omito el texto original que figuraba aquí]
  5. Al mismo tiempo, la misma justicia denegaba una y otra vez, el resarcimiento necesario frente al robo del ordenador de mi mujer en la etapa que trabaje como Director de Arte y Producción de la revista Digame, del imnombrable y acreditado condenado en ultima instancia José Emilio Rodriguez Menendez, en una rocambolesca red de resoluciones, que ha día de hoy me demuestran una vez más, que la Justicia es ciega, pero no manca. Con una mano se tapa la vista y con la otra recoge el dinero que algunos depositan, a fin de demostrar una vez mas a la sociedad, que la vara de medir la justicia y aplicar es castigo, es directamente proporcional al dinero, al poder. Este señor esta condenado a 18 meses de prisión y su recurso ante el Supremo ha confirmado la sentencia, pero misteriosamente, la aplicación de los beneficios de no tener antecedentes computables, si le son de aplicación a él, y no a un humilde servidor, que no es rico, ni es miembro de partido alguno.
  6. De las personas que visite, conocidas de la primera etapa de mi vida que hace ya 15 años que abandone, obtuve similares respuesta. Aquellos que conocían la Sala, por razón de su oficio, a la sazón magistrados de otras Salas de la misma Audiencia Provincial, abogados penalistas que me atendieron en la otra etapa de mi vida, y todos me dieron la misma receta: «Mal asunto, mala Sala». Dejo aquí estas lineas por no escribir aquello que de verdad dijeron, y que resultaría muy duro de leer.
  7. Estos días, he tenido que tomar una de las decisiones mas importantes de mi vida. Respetar la sentencia o declararme prófugo, el próximo día 4 de enero. Entre lineas, vino a mi el mismo pensamiento que tuve cuando por primera vez tuve que responder ante la justicia: «El que la hace la paga», palabras de mi progenitor, que siempre me dieron fuerzas, para soportar mi castigo, y para entender que aquellos que por razón de su cargo, (subdirectores de tratamiento, sicólogos, asistentes sociales,. etc) me decían que era una escoria sin futuro, un yonqui sin posibilidades de reinserción, no tenían razón. Prueba de ello, una empresa creada con 500 Euros, que en dos años ha facturado 240.000 euros, una mujer y una hija de tres años, decenas de amigos, y la entereza moral para decir: [Por recomendación de mi abogado, omito el texto original que figuraba aquí]

A mis amigos, a mi familia, a mis clientes, a todos aquellos que me conocen, solo les pido la comprensión de mi decisión sea esta equivocada o no.

Editado: 20:15 03/01/05
Ya que algunos me preguntan y aunque no quise entrar en el fondo de la cuestión, sino en las formas, siguiendo mi filosofia dare mas explicaciones.
El supuesto delito por el cual se me condena es la apropiación indebida de 2.800.000 pesetas de una empresa, que tenia dos llaves de seguridad diferentes para la caja de seguridad, que guardaban dos personas distintas.
A.- No se me permitio como medio de prueba, que la empresa denunciante presentará los libros de cuentas y la contabilidad del registro mercantil, libros que son de obligado cumplimiento y que determinarian que era imposible que la cantidad indicada por los denunciantes estuviera en la caja el dia de los autos.
B.- Presentacion de las hojas de recogida de os ultimos 6 meses de la empresa Prosegur, la cual retiraba todos los jueves el dinero, a fin de que mi defensa pudiera demostrar una vez mas que era imposible que tal cantidad estuviera.

Con esto , es decir sin posibilidad de poder demostrar que la denuncia ra falsa, y simplemente con el testimonio de uno de los poseedores de una de las llavaes a la sazon tio de la testigo que encontraro una carta manuscrita que segun la propia sentencia reconoce, fue manuscrita por mi y firma por otra persona, y que si bien en ella no se indica de forma directa mi imputación, resulta «creible la version» del tio y de la sobrina (la cual en la fecha del delito termino su relación conmigo, que caasualidad) y la ausencia del segundo propietario de la otra llave, el cual ya fallecido en el acto del juicio oral, se permitio a su hijo, declarar en su nombre, lo cual es aun mas alucinante.
Al mismo tiempo, decir que el recurso de casación ante el Tribunal Supremo, fue desestimado, por entender este, que la condena de duración inferior, no era cuestión a dirimir por ese tribunal, lo que me dejo sin derecho a la segunda instancia reconocida en el Tratado de Roma de Derechos Humanos suscrito integramente por nuestro pais.
Asi pues, a dia de hoy, por una lado el Tribunal que podia reparar la injusticia de un jucio injusto deniega esa reparación por la nimiedad de la condena, y al mismo tiempo el tribunal sentenciador, lejos de la realidad cotidiana de la jurisprudencia y los usos y costumbres, la pena le es suficiente pese a no tener antecendentes penales imputables, para ser de obligado cumplimiento.
Ahora cada uno haga de esta lectura una valoración, de la que yo dejaré las palabras de mi padre, parafraseando a alguien que desconozco: «Ni son todos los que estan, ni estan todos los que son»

Editado: 24/01/05
Nada que hacer. Por lo visto al magistrado de turno los valores de nuestra constitución, aquellos que hacen referencia a la reinserción social, no le hacen titlin. Se queda con la parte punitiva, y por supuesto, su toga huele a personalismo, en vez de a la debida profesionalidad, pera haber permitido a tramite las pruebas solicitadas por la defensa. Todo un caso.

Nada que hacer, asi que me despido de mis amigos, de mi gente, pero seguire luchando por los mios.

You Might Also Like

21 Comments

  • Reply Amador Cubino enero 3, 2005 at 3:39 am

    Marco ya sabes que tienes el apoyo de este humilde amigo.

    Como ya sabes aqui me tienes para lo que quieras.

  • Reply José Luis enero 3, 2005 at 11:32 am

    Marco,

    Esta noticia a muchos nos ha caido como un jarro de agua fría. No conocemos todos los pormenores, pero veo que en suma, poco importan…

    Cuenta con nuestro apoyo, para lo que necesites.

    «La razón de la sinrazón, que a mí razón se hace, que con razón me quejo…».

    Un abrazo

  • Reply tupolev enero 3, 2005 at 2:18 pm

    El «señor» Rodríguez Menéndez es el cáncer del gremio de la abogacía y, visto lo visto, en continua metástasis hacia el resto de la sociedad.

    Pese a lo contraproducente de tu decisión, me es imposible soltarte el discursito de la justicia y de que al final todo saldrá bien. Ella ha hablado por sí misma y bien clarito ha dejado para lo que sirve.

    Te deseo toda la suerte del mundo y que sepas que más de uno haríamos lo mismo que tú.

  • Reply Alejandro enero 3, 2005 at 3:13 pm

    Ni soy juez ni conozco los detalles pero la vida me ha demostrado que el poder no es la ley, el poder es de quien la conoce y la reparte.

    Un saludo Macro, esperamos leerte por aquí. Porque las cosas cambian pero los proyectos pueden continuar. Y además eso ayuda.

  • Reply Waco enero 3, 2005 at 3:36 pm

    Exactamente, ¿qué cargos se te imputaron?

  • Reply Waco enero 3, 2005 at 5:23 pm

    ¿Qué cargos se te imputan?

  • Reply José M. Berengueras enero 3, 2005 at 8:14 pm

    He leído la noticia de que dejas tu empresa y me he puesto a investigar, topándome con esto. Te conozco de poco, pero siempre has estado ahí para ayudarme, sea la hora que fuera. Incluso hablé contigo hace nada por teléfono y aún estabas ahí. Simplemente darte muchos ánimos: no decaigas, nunca te dejes sobrepasar por los hechos ni lo que digan, porque lo importante es que uno sabe que tiene la razón, y que los que están con él también lo saben. Ánimos, espero leerte muy pronto.

  • Reply José M. Berengueras enero 3, 2005 at 8:22 pm

    (vaya, parece q el anterior no ha salido V_V).

    Soy un simple cliente de Marcos. A. Antonio. Desde hace tiempo que estoy en tu empresa, y ya sabes que el contacto era estrictamente profesional. Pero lo que acabo de leer me ha llegado mucho, ya que no me lo esperaba. Te conozco de poco, pero estoy seguro que te tengo que dar las gracias porque, aunque fuera para lo que fuera, siempre has estado ahí. Incluso hablé contigo el día 30… y seguías allí.

    Sólo te puedo decir que muchos ánimos con tu causa. Lo importante es que TU sepas que dices la verdad, ya que los que estan cerca de ti seguro que te creen. La verdad siempre acaba saliendo, y si no pagan ahora pagarán más tarde. La justicia es como el fútbol: casi siempre ganan los equipos con más presupuesto. Muchos ánimos y espero volverte a leer pronto. Un abrazo.

  • Reply José M. Berengueras enero 3, 2005 at 8:23 pm

    (vaya, parece q el anterior no ha salido V_V).

    Soy un simple cliente de Marcos. A. Antonio. Desde hace tiempo que estoy en tu empresa, y ya sabes que el contacto era estrictamente profesional. Pero lo que acabo de leer me ha llegado mucho, ya que no me lo esperaba. Te conozco de poco, pero estoy seguro que te tengo que dar las gracias porque, aunque fuera para lo que fuera, siempre has estado ahí. Incluso hablé contigo el día 30… y seguías allí.

    Sólo te puedo decir que muchos ánimos con tu causa. Lo importante es que TU sepas que dices la verdad, ya que los que estan cerca de ti seguro que te creen. La verdad siempre acaba saliendo, y si no pagan ahora pagarán más tarde. Un abrazo.

  • Reply José M. Berengueras enero 3, 2005 at 8:26 pm

    Soy un simple cliente de Marcos. Porque él siempre me ha ayudado a mi, y porque le creo, escribo. Espero que la verdad acabe saliendo a la luz, hay q luchar por la verdad. El dinero no lo es todo, nunca hay que decaer. Marcos, muchas gracias por todo, espero poder habalr contigo muy pronto y sobretodo… LUCHA POR LA VERDAD!

  • Reply Alejandro enero 3, 2005 at 9:56 pm

    No soy quien, pero a mi parecer te digo:
    «Aprobecha el timpo, a cada segundo, manten firme tu plan, y duerme bien por las noches, hazlo con la firmeza de que las lágrimas serán recogidas por los que estén cerca, no les olvides. Se fuerte.»

  • Reply Waco enero 4, 2005 at 12:57 am

    ¿Dos años de cárcel por lo que cuentas? Me parece increíble, más cuando, como has dicho, no había antecedentes penales.

    Sé demasiado poco sobre ti para opinar, pero soy consciente de lo mucho que trabajaste en Hosting LMI para solucionar todos los problemas que nos surgían. Aún no acabo de comprender todo este surrealismo que nos envuelve hoy en día. Sólo queda desearte suerte, aunque de poco te servirá.

    En fin, ya sabes lo que diría Thoureau.

  • Reply specka enero 4, 2005 at 9:39 am

    Si te refieres a Henry Thoureau, el padre de la desobediencia civil, «Cuando la sociedad y las leyes son injustas, el lugar de un hombre justo es la cárcel», puede ser quizas orientativo, cuando menos adecuado, ya que el caracter romantico de su obra, a mi parecer es muy demagogico.
    El lugar de hombre, es por derecho natural, la igual, entre otros muchos derechos inlienables e inherentes a la condición de tal. Por tanto y mi modesta opinion, su lugar es su familia, su capacidad para aprender, para vivir dignamente.
    La carcél, no es sino una de los instumentos creados por el hombre, que a día de hoy, se ha demostrado, inútil y lejos de las proclamas de muchos de los rodenamientos jurídocs modernos, que como el nuestro proclamana «que las penas privativas de libertad, tienen por objeto la plena reinserción social de aquel que delinquio». Algo alejado de la realidad social, por activa y por pasiva.

  • Reply Waco enero 4, 2005 at 3:03 pm

    «omito en una acción hipocrita pero necesaria el contenido de este post». No será en absoluto hipócrita si te sirve de algo en el futuro. Esperemos que sea así.

    Mucha suerte con todo este asunto.

  • Reply Phoenix enero 4, 2005 at 5:42 pm

    Hola Marcos, la verdad es que yo no te conozco muy bien… Y solo habré hablado contigo un par de veces, pero se una cosa, el dinero puedes tener más o menos, pero el tiempo que gastes… Ya no volverá.

  • Reply Marius enero 4, 2005 at 5:46 pm

    Buenas Marco,

    Buenas,

    No se si te acordaras de mi, soy uno de tus primeros clientes… magia jaja

    Se que trabajaste muchisimo para tu empresa (Hosting LMI), se que has estado incluso noches sin dormir por el bien de la empresa y se que a tus clientes les dabas una atención formidable.. (a mi por lo menos, por lo que veo la gente opina igual..).

    Ahora ya no sera lo mismo LMI sin ti, pero te esperaremos.. ah y dejame darte las gracias porque me meti en el mundo de las webs gracias a ti.. me enseñaste muchas cosas.

    Bueno, me despido, que ya que me estoy enrollando mucho.. MUCHAS GRACIAS POR TODO, pienso que no te mereces esto.. eres muy buena gente.. te deseo toda la suerte del mundo..

    PD: Cuenta con mi apoyo.

  • Reply Miguel enero 4, 2005 at 11:23 pm

    Solo espero que todo salga bien al final.

    Al igual que otros clientes tuyos no te conozco casi de forma personal, aunque el esfuerzo, atencion y dedicacion que nos has prestado cuando hemos tenido algun problema dice mucho a favor tuyo de tu forma de ser. Muchas personas hemos confiado en ti y seguiremos haciendolo.

    A veces, lo que nos pasa solamente es cuestion de estar en el momento inoportuno en el lugar inapropiado…

    Animo y no te rindas.

    Un abrazo

  • Reply Jaime enero 5, 2005 at 2:03 am

    Yo soy otro de tus innumerables clientes satisfechos. Por lo poco que te conozco estoy seguro de que saldrás adelante. Te deseo mucha suerte y muchos ánimos para afrontar lo que venga.

    Un abrazo

  • Reply javi (plumetas) enero 5, 2005 at 8:30 pm

    Ánimo Marco,

    Para las personas, a las que nos gusta la gente directa y sin rodeos, supone una gran pérdida.

    Espero que podamos saber cosas buenas de tí, pronto.

    Suerte,

  • Reply hermes enero 10, 2005 at 8:37 pm

    No puedo imaginar que puede pasar para que el «alma» de una empresa deje de estar en ella.

    Nunca llegué a ser cliente de LMI, pero, le conocí (virtualmente a Marco Antonio), cuando se defendía de unas absurdas opiniones vertidas sobre él en un foro sobre Oscommerce hace ya tiempo, su fuerza y capacidad para rebatir esas opiniones me llamaron la atención y entonces conocí LMI, como una de las empresas mas serias (que siempre recomiendo como tal) de Alojamiento.

    Su atención ante alguna de mis dudas simpre fueron excelentes, además de sus noticias en la web que siempre leí.

    Siento que le pase esto a alguien tan serio y trabajador. SUERTE.

  • Reply Ordectivo enero 17, 2005 at 8:42 pm

    Querido Marco A:

    He llegado a esta web por medio de Phoenix. Todos te aprenciamos. Aún recuerdo aquel LMI hecho en.. nuke? Y aquel diseño que pronto nos trajiste… y luego otro, rojo? y luego xarxa, que quiso ponerlo verde… y lo puso 😛 En fin… Marco, sabes que muchos estamos contigo y que, como muchos antes han dicho, se que no servirá de mucho, pero también tienes mi apoyo. No decaigas, un saludo

  • Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.