Hipocresia, Leyes

Los españoles son iguales ante la ley

agosto 23, 2006

Asi reza el texto de nuestra Constitución de 1978 que reza: «Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social. »

Si embargo hoy leo una vez más en los periodicos, oigo en la radio, y veo en la televisión la gran mentira que esta servida, como la justicia y la igualdad, son un mero eufemismo que termina donde la política y/o el poder socio-economico comienzan. «Rafael Vera accede al Tercer Grado»

Ni tan siquiera cumplido un año y medio de su ingreso en prisión, y pese a estar condenado por un grave delito, y pese a no mostrar signos de arrepentimiento e intención de devolver el dinero robado a los contribuyentes, la Dirección General de Instituciones Penitenciarias le ha concedido el Tercer grado, y ademas de forma directa, con aplicación de pulsera de control remoto, lo que hace que ya no pisará la carcel, ni regimen abierto.

645 millones de las antiguas pesetas, unas en dirección a su patrimonio personal, otras en prebendas que repartio entre sus subordinados.

Una sentencia que deja claro que incluso el valor de lo robado podria ser mucho mayor, un escandalo unido a una reincidencia con delito de muertes o responsabilidad en las mismas.

Mas jodido es para muchos de los «presos comunes» ver como en los periodicos se habla de que la Juez no puede hacer nada, y solo el fiscal, (y todos sabemos lo que supone la separación de poderes en este pais, donde la fiscalia es parte de la maquinaria) puede informar negativamente. Mentira. No creais lo que so dicen, porque la realidad es que el propio Juez de Vigilancia Penintenciaria puede y debe anular la concesión de ese privilegio.

¿Pero cómo? A estas alturas, el señor vera ha disfurta a los pocos dias de entrar en prisión de permisos «Debido a la grave situacion psicologica de su mujer». Cojones. Hay mas de 65.000 mujeres y/o parejas de presos que estan tan deprimidos como su mujer. Hay miles de madres, de hijos que claman por ver asus hijos. No seamos tan cinicos, tan prepotentes, y no montemos circos con coreles y gilipolleces sobre la reinserción.

La reinserción social, empieza porque el preso vea que las cosas marchan. Que hay justicia, que la sociedad tiene mecanismos de control frente a la injusticia. ¿omo pedir al yonki, al ladron, la estafador, o a cualquier persona que por sus condiciones sociales se vio abocado a delinquir, que se reinserte cuando vemos este tipo de mierda?

En los autos que me diegan cualquier concesion, en los e mis compañeros, siempre se nos aprieta con la misma catinela «No ha pagado la responsabilidad civil, por lo cual no puede disfrutar del tercer grado o de la libertad condicional» «No muestra señales de arrepentimiento» o como en mi caso tras un informe favorable por parte del educador, el trabajador social, alguien de la junta firmo por UNANIMIDAD que mi pronostico era «negativo» y ademas «no habia satisfecho la responsabilidad civil»

Pero que cojones es esto?

Esto es lo que hay. Una mierda de justicia como la copa de un pino. Un sistema social de amigismo, de felipismo, zapaterismo de la alianza e civilizaciones, clientelismo y una justicia que en verdad deja a todos, perplejos ante esta situación.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.