Hipocresia, Personal

iros a tomar por el culo…

marzo 3, 2006

Hoy a finalizado el fin de mi esperanza. Lo poco que quedaba en mi para creer en una sociedad justa, una justicia igualitaria, todo aquello que quedaba en mi, respecto de la justicia, ha muerto.

A muerto tras la lectura de la inadmisión del recurso contra la sentencia de la Sexta de la Audiencia Provincial de Madrid. Cuatro años, para decidir sobre su admisión, y solo un folio en el que no más de 1350 caracteres, han bastado para decir «NO».Para acabar con mi esperanza.

Tan pocas letras han bastado para decir, que las pruebas que mi defensa solicito y que no fueron admitidas, pese a ser publicas, y estar depositadas en el registro mercantil, no eran necesarias, ya que la culpa de que hubiera pasado tanto tiempo era mía, que estaba fugado.

Un fugado con teléfono a su nombre, un fugado con piso de alquiler, un fugado con tarjeta sanitaria. Vamos, un fugado en condiciones.

Ya,. ya veo. Cuando uno es pobre, cuando uno no tiene un gran abogado como los Menéndez, los García Montes, los Prado Colon y Carvajal, o otros tantos doctores en la vida, o en derecho (sic), es culpable de vivir en otro sitio, es culpable porque la prueba carga en él, en vez de en el acusador. Es culpable, porque si, por es un mindungui. Porque se le ve en la cara, cojones.

Del resto, mejor ni hablar, porque ciertamente ya dije en su día, que me sentí condenado por un tribunal al estilo de la Inquisición, donde las palabras de una novia despechada, un alcohólico fallecido, pero testigo de cargo en palabras de su vástago fueron suficientes para hacerme retroceder a estas casas, poner en peligro un vida rehecha, y afligir a mi familia con esta pena que aun nos inflama.

Que os den … dice mi gente. que os den, os digo yo, que a la sazón espero todavía, me sean aplicados los beneficios penitenciarios que me corresponden por haber trabajado desde el primer día, al ser mi condena del código penal de 1973. Pero sigo esperando, porque no soy políticamente correcto, ni tampoco un preso callado y sumiso. No. No habéis podido conmigo, ni podréis.

Hoy solo pienso en los pocos días que me quedan de pasar este tormento, pese que aun se que me quedan, tristes y amargas experiencias, para definir cuando termina mi condena, cuestión esta que esta siendo compleja y difícil. Pero también se, que el fin me llega, y que una vez puesta la llave en la puerta, ya no más, recordaré este tormento.

Seguiré defendiendo a aquellos que suspenden en la vida, y pasan por tan especial experiencia, me solidarizaré con aquellos que son culpables por ser pobres, y gritaré cuando vea a los poderosos recibir los dones de los beneficios, que otros, los pobres no tienen. De aquellos beneficios que solo son moneda de cambio, ya sea por dinero, favor político o interés de vaya usted a saber de quien.

Me dais asco. Si lo digo abiertamente. Asco de los legisladores, que pese a ser el poder que emana del pueblo, no son mas que títeres de espúreos intereses políticos. Asco de los abogados, que solo pretenden cobrar, que no son capaces de decir «no, lo mío no es penal, lo mío es civil», que no son capaces de acercarse a la prisión a ver como te va,.Asco de los señorzuelos togados que dictan sentencias al amparo de lo que ven sus ojos, de sus prejuicios morales, y no de la buena praxis legal, que interpretan de formas tan dispares los mismos códigos que son doloroso para unos y medrados y silenciados para los otros. Asco de aquellos que debiendo velar porque la justicia sea paritaria, mueven sus ojos en otra dirección, esperando escalar más altas cimas de poder. Asco de los garantes de tan cacareada Constitución, por resolver tan tardíamente la admisión de recurso, en tan solo un párrafo de 5 líneas tras cuatro años de espera y encima bronquearme por irme a vivir a otro sitio, culpable de no haber avisado a la Guardia Civil de mi separación y traslado a una nueva ciudad. Asco, de aquellos que aun me preguntáis: ¿pero usted considera que esta reinsertado?

Me dais asco.

Iros a tomar por el culo cabrones.

NOTA: Ahora, que me digan que he cometido delito por hablar mal de tribunales, y etc. Ahora que me digan que la libertad de expresión, acaba donde acaba mi cuenta bancaria o el status social del otro.

NOTA2: Insisto en que escribo aquí, lo que quiero y como quiero. No empecemos a mandarme correos o comentarios sobre mi mal gusto o mi mala educación.

You Might Also Like

7 Comments

  • Reply Kako marzo 3, 2006 at 8:47 pm

    Ke fuerte. Ke fuerte. Esto es mas fuerte ke aki hay tomate

  • Reply jorge agosto 21, 2006 at 3:23 am

    Amigo, no sabes como me levantaría en armas contra todos estos sacos de mierda ¡¡¡ que razón tienes amigo ¡¡¡… siempre gritaré contigo,,,, ¡¡¡¡

  • Reply jorge agosto 21, 2006 at 3:23 am

    siempre te daré la razón y gritaré contigo…. ¡¡¡

  • Reply jorge agosto 21, 2006 at 3:24 am

    eso… que les den por el culo a todos estos hijos de puta..

  • Reply JORGE agosto 21, 2006 at 3:27 am

    ¡¡¡ y por si no queda claro…¡¡¡ESO, QUE LOS DEN A TODOS POR CULO CON UNA CAÑA ROTA ¡¡¡

  • Reply PIXEL septiembre 6, 2006 at 8:44 pm

    Estoy totalmente de acuerdo contigo……por cierto, el delito…¿cual era?

  • Reply specka septiembre 7, 2006 at 2:15 pm

    Apropiacion indebida.

  • Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.