Hipocresia, Personal

La insoportable levedad del ser

abril 19, 2007

Sobre el titulo de la obra de Milan Kundera, La insoportable levedad del ser, y recordando, que cada uno de nosotros sólo tiene una vida por vivir: «Einmal ist Keinmal» («una vez es nunca», o lo que otros traducen por “lo que sucedió una vez pudo no haber sucedido nunca”) doy título a este trozo de mi que se angustia en una semana de actitudes y decisiones, que me hacen sentir esencialmente insignificante, y pese a que el autor en esta obra, de marcado matiz existencialista, la insignificancia de las decisiones es insoportable.

Hoy me siento por primera vez en mi vida, un ser cobarde, casi parecido a Antonio, ese trepa de la serie Cuéntame, que no distingue más allá de sus propios miedos, de los actos que hacen de un ser humano, un ser libre, una buena persona.

La lectura de las gilipolleces que sobre mi vierten otros, no me atormentan, y lo más que producen en mi es el arrebato inmediato, que tras la tormenta, se convierten en el cínico pensamiento, de su triste realidad, que ya no me conmueve.

Pero hoy, hoy he sucumbido creo yo, por primera vez a un situación, que rompe mis propios esquemas, y me hace sentirme cobarde.

No solo hoy, sino estos últimos días, donde mi ceguera, los intereses que no he sabido ver o mejor aun, no he querido sentirlo ni percibirlos, han dado paso a la toma de decisiones que a estas horas, me hacen escribir estas pesadas líneas.

Cobardía y traición, son los sentimientos que percibo en mi interior, y que tanto daño me están haciendo. No se si podré recuperar, el sentimiento de nobleza que me ha acompañado, el mío, el interno, durante toda mi vida. En cualquier caso luchare por ello.

Primero, he perdido alguien que ha trabajado junto a mi, y aunque me duele, y se que en cierta manera, la voz de aquellos que me detestan, que me envidian, que soliviantan a cuantos están cerca de mi, algo han tenido que ver, y no he sabido darle forma a la solución de esa ruptura.

Así pues, una compañera que he perdido en un momento quizás, algo inoportuno.

Pero lo peor, no ha sido esto. Lo peor, ha sido no luchar por mis convicciones, no defender a otra compañera, frente a ideas, que si bien pueden ser de libro, no corresponden, ni con lo pactado conmigo mismo, ni con la meridiana realidad de mis creencias de lo que supone ser un empresario, y por añadidura, lo que supone una empresa.

En medio de una debacle empresarial, donde los intereses materiales, la presión de un elevado conjunto de acciones de tipo económico, estratégicos y comerciales, han vencido mi pensamiento, mi hombría, e incluso el respeto que por mi mismo me tenia.

Me siento cobarde, me siento amargado, por no haber representado con la debida fuerza, mis convicciones personales y esto, ha dejado indefenso en cierta manera a otra de mis compañeras de trabajo.

Jamás en mi vida había percibido esta sensación de cobardía, y lo cierto es que aunque he pasado por cosas muy malas, el sentimiento agrio que percibo en mi interior, no me gusta nada.

No puedo creer que un puto proyecto, por muy hermoso que sea, por muy increíble que parezca, pese a que sea el sueño de mis últimos años, y se pueda hacer realidad en las próximas semanas, sea motivo suficiente para que yo, halla permitido que estos intereses primaran sobre mis creencias más profundas.

No.

Un monosílabo. Una expresión. Un convencimiento, de que pese a mi equivocación, no puedo construir mi sueño, destrozando en el primer embate, mis creencias sobre lo que es una empresa, sobre lo que es la fidelidad de una parte hacia la otra, de la mía hacia los demás. No puedo destruir el pensamiento de que todos, somos capaces de algo más que ser un puto número, un puto proyecto.

Una empresa, son personas. Sin personas no hay equipo, sin equipo no hay ilusiones, sin ilusiones no hay felicidad. Todo lo demás, son números, dinero, errores, que a la larga romperán el ábaco del vida

Mañana será otro día, y quien sabe donde acabará la historia, pero la verdad, no tengo muchas ganas hoy de sentir y vivir tan amarga experiencia.

Solo sé, que tengo que luchar por deshacer el entuerto.

You Might Also Like

7 Comments

  • Reply LaVic abril 20, 2007 at 6:59 am

    Marco, espero de verdad, no ser la única fuente de tu mal estar.
    Ya sabes que hemos pasado por varias etapas, y hemos compartido muy buenos momentos también. De tal forma que esto ha llegado al punto de influirme, de influir en mi, en mi vida personal…. Fenixer para mi, no era un trabajo, era y es un proyecto de vida, que me jode dejar, pero creo que es muy necesario hacer.
    Espero no perder el contacto con el grupo, y que no cambies la visión que tengo de ti, Jim Morrison.

  • Reply manly abril 20, 2007 at 8:19 am

    Mi querido compañero de red, o blogero amigo, o como quieras establecer relación. Me temo que hoy no puedo dejar palabras de ánimo en tu blog. Ya ves, todos tenemos momentos en la vida que se hacen difíciles de llevar y para sobrevivirlos buscamos ánimos en nuestros bolsillos, en nuestros rincones, donde sea. Somos zarandeados una y otra vez, entonces yo, que soy personas de inventarme salvavidas para no ahogarme, recuerdo esa canción que dice….

    Cuando pierda todas las partidas,
    cuando duerma con la soledad
    cuando se me cierren las salidas
    y la noche no me deje en paz.
    Cuando sienta miedo del silencio,
    cuando cueste mantenerse en pie
    cuando se rebelen los recuerdos
    y me pongan contra la pared.

    Resistiré erguido frente a todo
    me volveré de hierro para endurecer la piel
    y aunque los vientos de la vida soplen fuerte
    soy como el junco que se dobla
    pero siempre sigue en pie.
    Resistiré para seguir viviendo
    soportaré los golpes y jamás me rendiré
    y aunque los sueños se me rompan en pedazos resistiré, resistiré.

    Cuando el mundo pierda toda magia,
    cuando el enemigo sea yo
    cuando me apuñale la nostalgia
    y no reconozca ni mi voz.
    Cuando me amenace la locura,
    cuando en mi moneda salga cruz
    cuando el diablo pase la factura
    o si alguna vez me faltas tú.

    Resistiré erguido frente a todo
    me volveré de hierro para endurecer la piel
    y aunque los vientos de la vida soplen fuerte
    soy como el junco que se dobla
    pero siempre sigue en pie.
    Resistiré para seguir viviendo
    soportaré los golpes y jamás me rendiré
    y aunque los sueños se me rompan en pedazos resistiré, resistiré.

    y la canto una y otra y otra y otra vez más hasta que me la creo.

  • Reply specka abril 20, 2007 at 7:45 pm

    A ti Gema, si lees correctamente no hablo solo de ti, sino de muchas circustancias. Entre ellas estas tu, pero no eres la unica. Quizas el dolor mas intenso proceda de mi cobardia para con Asun.

    Otras cosas, se añadeny al final el estado de animo es jodidamente doloroso.

    Por lo demas, espro que te vaya bien. Tus motivos tendras para tomar tus decisiones, y el camino andado no se deshace por una cuestion como esta.

    Que me gustaria que siguieras con nostros? Por supuesto. Ya consegui dilatar una vez esta decisión, pero esta vez no podía hacer mucho más.

    Asi pues no te preocupes, y alza tu vuelo libremente. Cada uno debe buscar su sentido a la vida.

    A ti Manly, muchas gracias por tus lineas, en las que una vez más, llenas de poesia, un espacio tantas veces usado para descargar la dureza de mis sentimiento.

    Me quedo con mi amiga de la red.

  • Reply Elionor abril 22, 2007 at 10:06 am

    Quien este libre de pecado que tire la primera piedra.
    No te atormentes por aquellos que seguramente no se atormentaran por ti, no te castigues por inclinarte ante la realidad cotidiana, simplemente intentalo una vez más.

  • Reply LaVic abril 23, 2007 at 7:30 pm

    Ah.. pues si.. que afán de protagonismo tengo. xDD
    No sabía que » otra compañera» era..
    Bueno, me gustaría dejarte claro, que nadie me ha comido la cabeza de repente, sino que me voy por voluntad muy propia.
    Creía haberte demostrado que no soy una borreguita, sino que al igual que en su día decidí seguir contigo, ahora decido irme. Y así no marchitar nada..

    Por lo demás, sólo me queda decirte.. nos vemos en los bares !!!

  • Reply ainhoa abril 29, 2007 at 4:56 pm

    Los malditos principios… Son lo que nos hace humanos, de acuerdo, pero… Que molestos pueden llegar a ser.

    Un abrazo.

  • Reply raquel agosto 12, 2007 at 8:40 pm

    uno vive resistiendo la felicidad esta hecha de pequeños momentos hay que aprovechar

  • Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.