fenixer, General, LMI, Personal, Política, Prision

Annus horribilis 2007, bienvenido 2008

enero 3, 2008

No podía ser de otra forma, sino despidiéndome del asqueroso 2008, como el año de mi desesperación. Si el 2006 fue el de mi liberación, nunca pensé que 2007 supusiera tantas bajas en mi vida, y tanta desazón.

Pero no hay dos sin tres, así que algo más tenia que suceder. Más allá de lo personal, que comenzó con la construcción de una empresa para dar salida a los maltrechos clientes de LMI, lo cual produjo no pocos comentarios de algunos pequeños hijos de su madre, que no tenían otra cosa que hacer que rellenar sus blogs de verborrea cicatera, comenzamos el año con un arrebato de xenofobia en la Comunidad de Madrid, (Gangs of Alcorcon)  que dejo claro en que estado están las cosas con la politización de la inmigración, y las políticas tendentes a ubicar a los inmigrantes y sus hijos en los barrios y poblaciones más desfavorecidos.

En febrero la verdad es que mis pocas letras las dedique a la infamia que me perseguía desde las poderosas oficinas de LMI en Barcelona, donde se me hacia responsable de todo lo que les pasaba, y un poco más a esa justicia, que en 2008 creo que quedo frenada para mi. (Aun espero alguna acción por parte del nuevo juzgado respecto de mi hija Maria)

Marzo fue un periodo de estabilidad emocional, aunque en el terreno profesional comenzaba a ver el dibujo de una noria que daba demasiadas vueltas a mi alrededor. Agotado de los tres meses de migraciones, papeleos, y mareos varios, llegue a una etapa de pasotismo y depresión típica de las etapas post-estrés.

Abril fue el mes de la marcha de una buena amiga,  que nos dejaba en Fenixer, y que en cierta manera sentí como un fracaso que anunciaba otros posteriores. También fue el comienzo de mi afición por el Paintball al asistir al BigGame de Ribesalves (era el segundo al que iba pero este supuso ya un cambio en la percepción que tenia de este deporte. También me alinee contra el cierre la Parroquia de San Carlos Borromeo, pese a mi confesada apostasía, por aquello de conocer personalmente a alguno de los implicados, concediéndoles por lo conocido más valor moral y religioso, a ellos, que a sus ilustres jefes diocesanos y papales.

Mayo fue un momento interesante de mi vida, pues monte junto a mis compañeros, el centro de datos de Fenixer en Terremark. Tecnología, y equipaciones adecuadas para dar un servicio de primer orden.

Junio presento dos cuestiones diferenciadas, pero unidas a un estado personal, depresivo, cercado por la mala uva que me producía y me produce, la lentitud en el tema de mi hija María. Por un lado, ver como unos compañeros de armas, morían por no ir equipados correctamente sus vehículos (cuestión de dinero) en el Líbano, y por otra supuso las ultimas quedadas con mi hija Sandra y mi nieto Marco Antonio. Fueron días en la Warner, el reconomiento judicial de mi paternidad, y mis primeras experiencias de Paintball en pista. Sin embargo, había ya un germen que anunciaba, el final de un casi una década.

Julio,  ya marco la cadena de desastres. Primero en lo personal, y después, en lo profesional, donde ya cometí, la primera estupidez que me ha costa la ilusión de mi vida. Ciertamente, he de admitir que había perdido el norte, y que encima ya no tenía capacidad para dar el giro necesario. A partir de ese mes, ya sabía que una etapa de mi vida había terminado, pero como en las relaciones personales, muchas veces preferimos, aguantar la situación hasta llegar a la ruptura definitiva, en un vano intento de solucionar lo in solucionable.

En agosto,  nos abandonaba el poeta del periodismo, Francisco Umbral,  de quien disfrutaba con su cínicas columnas llenas de verdades, y escritas en una prosa que no he vuelto a leer desde entonces, pese a leer muchos columnista que tratan infructuosamente de copiarle. Mes de verborrea, la mía y la de algún que otro amargado, en un tira y afloja familiar, donde a la postre los que hemos perdido algo, no teníamos porque haber llegado a esta situación. Salio de mi interior el último arrebato de fuerza, en dirección a reubicar lo que empezaba a ser un desastre, que nació como un niño mimado y se convirtió, en el huérfano de un pelotazo, gestionado por una panda de yupis, rodeados de fracaso personal, pero con titulaciones y cargos rimbombantes.

Birmania nos recordó en septiembre una vez más la hipocresía del policías del orden mundial (EE.UU.) y de sus organizaciones satélites como la ONU. Apuntes a la injusticia familiar, respecto de un padre terminal y la imposibilidad de ver a su hija, al canibalismo político que practica José Blanco desde el PSOE, y el recuerdo a los luchadores por la humanidad, a esos que conforman el ejercito de investigadores, creadores, que a lo largo de la historia con su terquedad, su dedicación y la mas de las veces, sin el derecho de propiedad intelectual de estos tiempos de $GA€, como Manuel Elkin Patarroyo. Un apunte también, para esos que bajo la bandera de la tradición, no hacen sino demostrar lo animales y brutos que podemos llegar a ser los seres humanos, entre nosotros o con los animales, como puede verse en las Fiestas del Toro de la Vega.

Para el mes de octubre, el pescado estaba vendido. Comenzó una etapa de lo que unos llamaron negociaciones, y que no fue si no el asfixie, lento pero seguro de Fenixer como estaba planteada. La realidad es que querían deshacerse de mi, y al final lo consiguieron. Era el momento de haberme marchado, y no haber agotado mis últimos cartuchos de fuerza, de soporte vital. Fueron momentos difíciles, donde casi abrazo las puertas de la otra vida, en instantes donde perdí totalmente el norte, donde no encontraba, más soporte en mi vida, que las líneas de mi diario. Momentos en los que son mis amigos, me dieron su apoyo, sus ratos de aguante, y empezaron a ayudarme a dibujar otro futuro, distinto al que tenía planteado. Incluso mi colega Rafa, consiguió el préstamo para su zapatería, gracias a La Caixa.

Con diciembre finalizo todo. Años de dedicación a mis clientes, quedaban sepultados por una mísera cantidad, que a día de hoy, no ha sido pagada, y paso ya de que la paguen. Carpetazo, adiós, y comencemos una nueva vida, sin el estrés del hosting, sin el estrés del trato directo. Sin esa manía de implicarme personalmente en todo y con todos.

Han sido las peores fiestas navideñas de mi vida, que ya de por si odio, por lo hipócrita de las mismas, y por que no consigo encauzar mi vida, de forma que en esas fechas me encuentre en una situación, estable y adecuada.

2008, es por tanto, la carretera de mi nueva vida, el camino a una etapa donde pondré el acento en encontrarme a mi mismo, en ubicarme profesionalmente, en algo que no me haga sufrir horas y horas de angustiadas sensaciones, y mirando detalladamente, el paisaje que me rodea, para encontrar, el amor que se que esta esperándome.

Lo que si se, es que de Hosting, no quiero saber más nada. Ya, hasta me produce mal rollo solo pensar en ello.

Este año, abriré una nuevo blog, dedicado a mis conocimientos de sistemas (que deje el hosting no quiere decir que deje de tener contacto con el hosting) que es algo que siempre, he deseado hacer y nunca he tenido tiempo de hacerlo.

You Might Also Like

6 Comments

  • Reply Winston Smith enero 4, 2008 at 4:26 pm

    Has tenido un año de lo más intenso. No te preocupes, la vida, al parecer es siempre asi, subir y bajar. Al final el camino se allana, y será entonces cuando descansemos. Cuidate mucho artista.
    ¿Te importa que enlace tu pagina en mi blog?

    W.S

  • Reply specka enero 4, 2008 at 4:29 pm

    Hola. Bien dices, y mucha svces digo. La vida da muchas vueltas. Hay quien no se habitua a esas bajadas y subidas, pero habemos quienes vivimos practicamente así toda la vida. Intensamente.

    No hay problema de que me enlaces… ya me leere en estos dias tu blog un rato..

  • Reply Ibai enero 11, 2008 at 1:56 pm

    Hola Marco,
    Año ajetreado el que dejas atrás. Te deseo lo mejor para este 2008. Sin duda has sido una persona esencial y tengo que agradecerte mucho todo lo que nos ayudaste para llevar las páginas adelante. Siempre agradeceré tu trato 🙂

    Buena suerte y ánimo.

  • Reply pink enero 12, 2008 at 7:17 pm

    Nunca confié en ciertas personas que están en tu ex-empresa. En su momento no me atreví a alertarte. Primero porque nadie escarmienta en cabeza ajena. Segundo, porque se te veía tan ilusionado, que me supo mal joderte esos sueños.

    Paciencia. Todo tiene solución menos la muerte. Ya tengo ganas de leer tu nuevo blog.

  • Reply Ferrán enero 13, 2008 at 9:55 pm

    Marco, hay gente que es sumamente imbecil a la hora de poner los comentarios, no les hagas caso, esa gente no vale la pena, supongo que debes estar jodido por lo de LMI, mezclar la faena con familiares no es una buena experienza o eso siempre me han dicho todos mis conozidos y ahora lo he visto por tí así que are caso a esto.

    Te deseo lo mejor y supongo que la ida de Fenixer como bien dices a sido para encontrarte a tí mismo, yo haver si consigo vender hosting que no veas lo que cuesta a uno crear los planes y estoy pensandomelo de hacerlo legalmente.

    Ya me tiro más de 10 horas conectado cada día y mis padres lo flipan y hay veces que me dicen que que coño hago hay tanto rato, antes me hechaban pero ahora ya no.

    PD: Hay proveedores ingleses en donde no hacen overselling, solo has de saber buscarlo.

    Te recomiendo que escuches la canción de Saratoga de su ultimo disco VII El vuelo del halcon dice algo así:

    Frio incalculable el sentimiento.
    Cerca de su alma muere la traicion.
    Hoy las nuves grises ha tu puerta llamaran.
    Es el vuelo del halcón.

    PD: Soy el chico que hablaste con lo del blog, ya me entiendes, te deseo lo mejor.

    Haber si me agregas al msn me molaria hablar sobre hosting, si aun lo quieres xD.

    Suerte.

  • Reply Pepe marzo 3, 2008 at 10:33 pm

    Pues yo no se que pensar. Cada vez que te vas de una empresa, esta va de capa caída, porque la temporada que vienen dándonos tus ex, con averías de redes, que si problemas de hardware, que si no cogen el teléfono ni aunque les paguen, y un montón de tonterías que dicen en su página web, dejan mucho que desear del servicio. Yo ya estoy pensándome en marcharme…

    O una de dos: o eres brujo, o eres un máquina.

    Saludos y que te vaya bien en tu nuevo proyecto

  • Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.