Un acto de buena voluntad, una alegría

Tras más 21 meses sin llegar a acuerdo sobre mi hija María, hoy en el juzgado de familia, hemos llegado a un acuerdo entre las partes. Aunque el contenido de este blog, no ha sido parte del acuerdo, en los próximos días cuando llegue a Marruecos, comenzare una limpieza de aquellos artículos que hagan referencia directa a mi hija María, y/o a su madre cuando en ellos se vierta algún comentario que pudiera perjudicar a las partes.

No así, aquellos que tengan que ver con lo que fue mi sueño, Hosting LMI, que considero un robo y considerare toda mi vida, aunque tratare de suavizar el contenido de los mismos, y eliminar cualquier referencia subyacente hacia la otra parte.

Sólo espero que lo que hoy hemos firmado, pese a la difícil situación económica que vivo, se respete, y después de casi dos años, permita a nuestra hija, volver a tener contacto conmigo, que se cumplan los regímenes de visitas, y que la armonía y flexibilidad entre progenitores pueda llegar a ser posible, salvando las diferencias personales.

Hoy, es un buen día, para nuestra hija María, y para mi.

Al hamdolillah

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.